laopcionnota
El demonio del odio
El demonio del odio

Columnas viernes 26 de abril de 2019 - 02:09


Entre la variedad de seres impresionantes que conforman la mitología esrilanquesa hay un demonio cuyo principal distintivo es su sed por la sangre: Riri Yaka. Si bien esta descripción asemeja a la de los vampiros, sus representaciones resultan mucho más atemorizantes. Se creía que el Riri Yaka merodeaba por los cementerios en Sri Lanka, después dejó de hacerlo y entonces se hacía presente poseyendo personas para causarles enfermedades sanguíneas.

Sin embargo, el domingo pasado, mientras la pequeña comunidad cristiana de Sri Lanka conmemoraba la Pascua, se hizo presente un demonio sediento de sangre de inocentes: el terrorismo. Las explosiones dejaron un saldo de 391 muertos (aunque el Ministerio de Salud dice que fueron 253, pues se contaron dos veces algunos cuerpos), más de 500 heridos, la evidencia de la debilidad de un gobierno fracturado y el miedo de una sociedad acechada por conflictos étnicos y religiosos.

La isla del Índico tiene una historia permeada por la violencia. En 2009, llegó a su fin la guerra civil que enfrentó al gobierno (dominado por cingaleses budistas) contra los separatistas del grupo étnico tamil (mayoritariamente hindú) llamado los Tigres de Liberación del Eelam Tamil, o simplemente, los “tigres tamiles”, los perdedores en este conflicto. Diez años pasaron antes de que aparecieran nuevamente los atentados suicidas en este país insular. Sin embargo, es un error pensar que habían erradicado la violencia, pues durante esta década las minorías han enfrentado diversas formas de discriminación.

A pesar de esta segregación y hostilidad entre los diferentes grupos étnicos religiosos, la comunidad cristiana nunca había sido un objetivo relevante. Compuesta por tamiles y cingaleses, fue la nueva víctima del extremismo islámico local, influenciado y apoyado por el Estado Islámico. Para la comunidad internacional, la adjudicación de estos atentados por parte del EI plantea un nuevo reto respecto a las estrategias del combate contra el terrorismo trasnacional. En cuanto al gobierno de Sri Lanka, la negligencia de sus autoridades y el enfrentamiento interno, específicamente entre el primer ministro y el presidente, tuvo un precio demasiado alto y tendrán que hacer un esfuerzo estratosférico para mantener unida a una sociedad lastimada e históricamente dividida.

Quizás entre los más atemorizados son los musulmanes locales que, con razón, temen represalias contra ellos, aun si no comparten el mensaje de los radicales que atacaron en nombre de su dios y a pesar de sus esfuerzos por mostrar solidaridad y dolor a sus connacionales.

El Riri Yaka es un demonio de la tradición cingalesa, atrapado en este país insular; pero el terrorismo no conoce fronteras y sus víctimas pueden ser de cualquier grupo étnico y pertenecer a cualquier creencia religiosa.

Al final, se esparce bajo la forma de los discursos xenófobos con mensajes de odio, pronunciados por fanáticos extremistas en todo el mundo.

• Es especialista en geopolítica asiática, la relación
India-China y sus arsenales nucleares. @alikaboe


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Un Alacrán del CMBColumnas
2019-05-17 - 03:58
Menos asistencia y vistazo al TricolorColumnas
2019-05-17 - 03:55
Tres recuerdos de Tennessee WilliamsColumnas
2019-05-17 - 03:54
Hole in oneColumnas
2019-05-17 - 03:47
IngresosColumnas
2019-05-17 - 03:45

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-