laopcionnota
El entuerto de la conquista
El entuerto de la conquista

Columnas miércoles 27 de marzo de 2019 - 02:21


La historia es un proceso dinámico, mutante, decía Edmundo O’Gorman, al ocuparse de los traumas que cruzan por el pasado mexicano y las tensiones que lo distorsionan.

Por eso, “la historia no puede, sin impunidad, resucitar experiencias agotadas”

La construcción de la identidad ha sido un proceso complejo, sujeto al contexto y al pulso del devenir del país, e inclusive a ese péndulo entre liberales y conservadores.

La conquista y el choque de civilizaciones es motivo de una amplia historiografía, pero de no pocos desvelos.

Hugh Thomas, sobre los españoles y los aztecas señala: “vistos con enfoque moderno, ambos eran crueles pero cultos. Ambos soñaban, intermitentemente con conquistar lo que consideraban el mundo.Ambos estaban dominados por poderosas creencias que, según sus dirigentes, constituían una explicación completa de la vida humana”.

Los siglos de colonia se nos siguen atragantando por una mezcla de desconocimiento e ideología. La revolución mexicana, ávida de mitos fundacionales, construyó toda una doctrina con la que se formaron millones de niños y de niñas a lo largo de décadas y que definían un pasado glorioso indígena, frente ala llegada de unos mal encarados aventureros que terminaron por imponer su ley.

Esto funcionó para aceitar los reflejos del nacionalismo revolucionario, pero también para dotar a la élite gobernante de una narrativa que servía para apuntalar la peculiaridad mexicana y para aislar las teorías que se consideraban extranjerizantes y poco permisivas.

Pero la relación con España se muestra también con reflejos como aquellos del general Lázaro Cárdenas permitiendo la entrada, en los años treinta del siglo pasado, de miles de refugiados que tuvieron que dejar su patria para encontrar otra en nuestro país.

La conmemoración del quinto centenario de la llegada de Cristóbal Colón a América, sirvió como un catalizador de discusiones y debates de los que finalmente se concluyó que el encuentro entre culturas y su sincretismo era el que daba sentido al mundo contemporáneo. La Cumbre Iberoamericana abrió perspectivas sobre sobre una identidad común frente a las grandes potencias.


Ahora el tema cobrará un nuevo impulso, aunque negativo, luego de la carta que el Presidente Andrés Manuel López Obrador envió al rey de España y al Papa Francisco, para que hagan una relatoría de agravios y se disculpen por la conquista de hace 500 años.

Disculpa no habrá, como ya señaló el gobierno español, pero lo que sí se va a generar son reacciones inadecuadas en uno y otro lado del océano.

Lo que requerimos es de comprensión, de entendimiento de un pasado que nos es común y que explica a nuestras naciones, empeñadas en la construcción de un mejor porvenir a partir del estado de derecho y la democracia.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


ContrastesColumnas
2019-04-24 - 02:57
Los costos de la inseguridadColumnas
2019-04-24 - 02:54
No hay populismo sin “PuebloColumnas
2019-04-24 - 02:52
Mercados de carbonoColumnas
2019-04-24 - 02:48
Argentina y el FMIColumnas
2019-04-24 - 02:46

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-