laopcionnota
El fin del neoliberalismo

El fin del neoliberalismo

Columnas miércoles 20 de marzo de 2019 - 01:21


Andrés Manuel López Obrador decretó formalmente el fin del modelo neoliberal en México. En el marco de las discusiones sobre la conformación del Plan Nacional de Desarrollo 2019, el presidente de México declaró la semana pasada que desde Palacio Nacional se terminan las políticas neoliberales marcadas por “recetas” que desde el extranjero definían la agenda nacional, favoreciendo el bienestar de las minorías y marginando a la mayoría de nuestro país.

Lo que propone López Obrador a cambio es un modelo posneoliberal, en dónde el mercado no sustituye al Estado y donde este deber ser el único responsable en temas económicos, políticos y sociales, enfocado a mejorar las condiciones de vida de las personas. Dice el mandatario mexicano que la modernidad debe ser forjada desde abajo y sin excluir a nadie y que el desarrollo no tiene por que ser contario a la justicia social.

En abstracto, la retórica de López Obrador podría convencer a cualquiera, pero antes de emitir cualquier juicio valdría la pena preguntarse que es realmente el neoliberalismo, el éxito y fracaso de este modelo y como es que las políticas públicas de un país pueden ajustarse a modelos económicos que existen y que surgen por las mismas fuerzas del mercado tanto internas como externas.

Recordemos que el neoliberalismo surgió en los años 60’s tras el agotamiento de las políticas keynesianas o del Estado de Bienestar, donde la inflación desató una crisis mundial. El modelo se fortaleció más tarde en los 80’s con la caída en Europa de los regímenes sociales, incluyendo la desaparición de la Unión Soviética.

El Consenso de Washington de 1989 estableció los instrumentos más importantes del modelo neoliberal. Entre ellos está la disciplina fiscal, la
baja inflación, la reducción del gasto público, la ampliación de la base tributaria, la no intervención del Estado en las tasas de interés y el tipo de cambio, una política comercial liberal y fomento de la inversión extranjera, así como de privatizaciones y la desregulación en sectores claves para promover la competencia.

Está claro que este modelo económico, en total independencia de la intervención del Estado o bien, y aún peor, con la intervención de un Estado corrupto, ha fomentado una inequidad económica cada vez mayor, pero también es cierto que muchos países han sabido hacer uso de este modelo para alcanzar un desarrollo económico considerable, sólo basta ver la experiencia de los países asiáticos como Vietnam, Tailandia, e incluso China, donde el libre comercio y la inversión extranjera han sido cruciales para su desarrollo.

Lo curioso también es que el gobierno de López Obrador está impulsado algunos de los principios de este modelo como la reducción en el gasto público, las políticas contra la inflación y el endeudamiento del país. Habría entonces que ponernos de acuerdo entre lo que es la realidad, lo que necesita el país y esta retórica populista.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

AportacionesColumnas
2019-06-24 - 03:52
Tres temas para tomar en cuentaColumnas
2019-06-24 - 03:50
La balada de la dependencia sexualColumnas
2019-06-24 - 03:48
El Tratado de VersallesColumnas
2019-06-24 - 03:45
IngresosColumnas
2019-06-24 - 03:41
Línea 13Columnas
2019-06-24 - 03:38

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-