laopcionnota
El fuero: juego de espejos

El fuero: juego de espejos

Columnas miércoles 24 de abril de 2019 - 02:23


Paso a paso. Así vamos con el tema del fuero constitucional del que gozan (y gozarán) el presidente de la República, los legisladores, ministros de la Corte y magistrados del Tribunal Electoral, entre otros.

En el Senado ya se avanzó en la aprobación de una reforma al artículo 108 de la Constitución (y los diputados lo harán esta semana) que señala: “Durante el tiempo en su encargo, el Presidente de la República, así como los integrantes de las Cámaras del Congreso de la Unión, podrán ser imputados y juzgados por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales o cualquiera de los señalados en el segundo párrafo del artículo 19. En todos los casos se procederá conforme a lo dispuesto en el artículo 111 de esta Constitución”.

Esto es, para actuar contra cualquier servidor público que cuente con fuero, se tendrá que solicitar, como ya ocurre, a la Cámara de Diputados la declaración respectiva de procedencia y al Senado en el caso del presidente de la República.

En los hechos, es un aumento del catálogo de delitos por lo que habría posibilidad de acusar para evitar la impunidad y desaforar.

Movimiento Ciudadano presentó, en su momento, un voto particular, muy atendible, porque consideraban que se debió extender la posibilidad de juicio ante cualquier delito.

El fuero es un asunto delicado, porque si bien ha servido para cobijar conductas indebidas, también funciona para mantener la independencia legislativa, ejercer el mando y disminuir las presiones que pueden suscitarse en algunas coyunturas.

Abrir el abanico, aún más, sobre las responsabilidades del primer mandatario, sería colocarlo ante un hostigamiento permanente que terminaría por distraerlo de su responsabilidad primordial: gobernar.

Por lo demás, el desafuero se ha utilizado, a lo largo de poco más de un siglo, en no más de nueve ocasiones y en muchas de ellas bajo la sospecha de la vendetta política.

En el estudio El Fuero en México. Entre inmunidad e impunidad, María Amparo Casar, Janet de Luna Jiménez, Víctor Aguilar Méndez y Ricardo Alvarado Andalón, se dieron a la tarea de listar los casos y destacar los de José López Portillo y Rojas (1906), Manuel Riva Palacio (1935), Pedro Téllez Vargas, Carlos Madrazo y Sacramento Joffre (1945), Félix Ireta Viveros (1947), Jorge Díaz Serrano (1983), René Bejarano Martínez (2004), Andrés Manuel López Obrador (2005), Julio César Godoy Toscano ( 2010) y Lucero Guadalupe (2016).

Los motivos son diversos y en algunos casos lo escandaloso es que se hayan utilizado para tratar de cercenar carreras políticas y no para sancionar conductas indebidas.

En el fondo, la pregunta que hay que hacerse es sobre la utilidad del fuero en una democracia como la nuestra, con sus luces y sus sobras. Paso a paso.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

La lupa de la anticorrupciónColumnas
2019-06-19 - 02:43
Las dos AméricasColumnas
2019-06-19 - 02:40
Inversión en ChinaColumnas
2019-06-19 - 02:34
IngresosColumnas
2019-06-19 - 02:32
Línea 13Columnas
2019-06-19 - 02:29

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-