facebook comscore
El futuro de Morena está en su pasado

El futuro de Morena está en su pasado

Columnas martes 22 de octubre de 2019 - 03:37

Quien no conoce la historia está condenado a repetirla, pero parece que Morena no lo sabe.

Aunque no les guste hablar de su pasado perredista, deberían voltear atrás para darse cuenta que siguen puntualmente el guión escrito por el PRD. Aún es tiempo de corregir el rumbo.

Con la victoria tan abrumadora de 2018 y la gran aprobación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, los morenistas andan más que sobrados, ahuyentando a todos del partido, calificándolos de arribistas y oportunistas. Primer error.

Esa situación ya la vivieron en el 2000, cuando el PRD se sentía seguro, por lo menos en la CDMX y tenía altas expectativas de lograr la transición democrática a nivel nacional con el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas. El PRD se repartió internamente las candidaturas, negándose a sumar.

El resultado, al PRD no le fue bien, apenas pudo rescatar la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México con Andrés Manuel López Obrador. Esto mismo le puede pasar a Morena en las elecciones intermedias de 2021.

Otro error que los persigue es la incapacidad de tener procesos internos democráticos, libres de malas prácticas y conflictos. Olvidan que el PRD trató sin éxito de blindar sus procesos internos para evitar los fraudes que vimos en la elección de Amalia García como presidenta del PRD y posteriormente en la de Rosario Robles.

El fantasma del fraude los persiguió, incluso cuando Alejandro Encinas no pudo vencer al poder clientelar de los llamados Chuchos y sus aliados.

Así fue como las encuestas de opinión se hicieron necesarias como un instrumento del PRD para tomar decisiones que les permitía procesar los resultados y realizar lo que se conocía como “operación cicatriz”, otorgando un corredor de salida a los grupos y candidatos que no ganaron la encuesta.

Morena apuesta bien por las encuestas y las elecciones controladas basadas en electores que decidan en representación de todos los afiliados; pero aunque menores, este sistema trae sus propios riesgos, ya lo vimos con Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum al definir la candidatura para la Jefatura de Gobierno de la CDMX.

Otro traspié perredista que no ha logrado superar Morena, es no contar con un padrón ordenado y legítimo.

La solución es invertir en un proceso moderno de afiliación individual y blindado de modificaciones con fines políticos.

Pareciera que la izquierda lleva en los genes la tendencia natural a formar tribus que compiten por el control del partido; esto le hizo mucho daño al PRD y se lo está haciendo a Morena.

Y tal vez, la gran solución sea retomar el liderazgo único e intransferible de su líder moral Andrés Manuel López Obrador, para que bajo su dirección puedan ir sorteando los errores del pasado. Al tiempo.

Aprovecho para agradecer a Francisco Santiago, director general de ContraRéplica, la oportunidad de poder colaborar cada martes en este espacio de análisis político.

•Especialista en Ciencia Política y
Gobierno
avilezraul@hotmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Agenda de integridad pública Columnas
2019-11-12 - 01:22
México no es Bolivia Columnas
2019-11-12 - 01:18
Tiraditos Columnas
2019-11-12 - 01:16
El sexo de las ciudades Columnas
2019-11-12 - 02:36
Lamento Boliviano Columnas
2019-11-12 - 02:24
Evo Morales y su cosecha de tempestades Columnas
2019-11-12 - 02:20
+ -