laopcionnota
El guardián de azafrán

El guardián de azafrán

Columnas viernes 24 de mayo de 2019 - 03:13


Un día antes de que iniciara el largo proceso electoral de India, los cines de este país se vieron forzados a retirar de sus carteleras una película sobre la vida de Narendra Modi, el primer ministro indio que ha conseguido su reelección para los siguientes cinco años. Si bien Bollywood ha producido gran cantidad de películas a tono con la ideología del actual gobierno nacionalista, ésta se consideró una muestra descarada de propaganda a favor de Modi.

Retirar la película fue una decisión apropiada, pero no afectó el apoyo al líder indio. Al momento de redactar este texto, el conteo de votos continúa, pero la victoria del Bharatiya Janata Party (BJP) liderado por Modi está garantizada. Este resultado no es sorpresivo, aunque quizás había algunos esperanzados en observar un mejor desempeño por parte de la oposición, encabezada por Rahul Gandhi.

La popularidad de Narendra Modi es un fenómeno fascinante que forma parte de la tendencia de los “grandes hombres” y líderes populistas en el mundo Modi es un político que ha sabido manejar hacia el exterior un discurso que muestra a India como un país moderno con un liderazgo global responsable e innovador; a la vez que internamente aprovecha las diferencias de la población para politizar y dividir. Respecto a esto último, el tema de la intolerancia religiosa contra los musulmanes es dominante. La violencia en contra de la comunidad musulmana en India ha estado en el centro del discurso de su partido, que mantiene una ideología nacionalista hindú, y en estas elecciones fue aún más evidente que en 2014, pues su campaña se centró en la seguridad nacional amenazada por los musulmanes, sobre todo Pakistán. En efecto, Modi dedicó más de la mitad del tiempo de sus discursos para atacar a sus opositores y casi 20% para hablar sobre seguridad nacional.

La oposición, por su parte, se concentró en intentar desprestigiar a Modi,en lugar de buscar unir a los partidos opositores a nivel local a fin de
consolidar una verdadera resistencia. Sin embargo, no lograron insertar en la agenda de debate las promesas incumplidas y las fallas del gobierno, tales como el aumento del desempleo y los bajos niveles educativos. Rahul Gandhi, incluso, perdió el escaño que representaba desde 2004 y considerado como bastión de su familia. En pocas palabras, la oposición no figura un papel relevante en este escenario.

El triunfo de Modi ha sido una hazaña de su carisma y manejo personal de la campaña del partido, presentándose como el “guardián de la nación”, el hombre capaz de proteger a India y encaminarla hacia la grandeza que merece. Sin embargo, será momento para el primer ministro de cumplir promesas pendientes y mantener la estabilidad social a nivel nacional, pues sólo así conseguirá sus metas en el escenario internacional.


• Es especialista en geopolítica asiática, la relación
India-China y sus arsenales nucleares. @alikaboe

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

AportacionesColumnas
2019-06-24 - 03:52
Tres temas para tomar en cuentaColumnas
2019-06-24 - 03:50
La balada de la dependencia sexualColumnas
2019-06-24 - 03:48
El Tratado de VersallesColumnas
2019-06-24 - 03:45
IngresosColumnas
2019-06-24 - 03:41
Línea 13Columnas
2019-06-24 - 03:38

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-