facebook comscore
El mundo mira con horror los múltiples incendios que se dan en la selva amazónica

El mundo mira con horror los múltiples incendios que se dan en la selva amazónica

Global viernes 23 de agosto de 2019 - 09:52

El mundo mira con horror los múltiples incendios que se dan en la Amazonia, el principal pulmón del mundo, pues de él se obtiene 20 por ciento del oxígeno del planeta; a dos semanas del incensante golpeteo de los siniestros en Brasil, éstos se han extendido a Paraguay, Bolivia, Perú y Argentina, y amenazan con llegar a otras naciones.

Voces en todo el planeta se levantan en demanda de que se busquen mecanismos y la fusión de voluntades para detener esta situación en el mayor bosque tropical del planeta, cuyos alcances son difíciles de evaluar; el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) registró cerca de dos mil 500 nuevos focos de fuego en tan sólo 48 horas en Brasil.

El Fondo Mundial para la Naturaleza señala que, del doble de tamaño que la India, la selva Amazónica es una maravilla ecológica, porque alberga por lo menos 10 por ciento de la biodiversidad a nivel global y ayuda a regular la temperatura del planeta. Sin ella, el cambio climático puede volverse irreversible.

No hay un siniestro, son múltiples las conflagraciones que se han desatado en esa zona de vasta biodiversidad y cuyas afectaciones pueden traducirse en enfermedades respiratorias y pérdidas económicas

“Tragedia ambiental”y “crisis internacional” son algunos de los calificativos que se le han dado a la situación que atraviesa la Amazonia, la cual, según cálculos de expertos, tiene ya deforestado 20 por ciento de su extensión, que se compara con la de Francia, de 551 mil 500 kilómetros cuadrados.

Todavía queda 80 por ciento de la selva en pie, y aún estamos a tiempo de evitar un colapso funcional de la selva, pero la solución tiene que ser rápida, consideran los entendidos.

Hay que tener en cuenta además que la degradación de la selva no se da únicamente por la deforestación. Están también los efectos del cambio climático y fenómenos, cada vez más frecuentes, como "El Niño", que trae mucha sequía a la Amazonía.

CRECEN 84 POR CIENTO INCENDIOS EN BRASIL EN 2019

Brasil, que alberga 60 por ciento del pulmón del planeta, vio crecer el número de incendios en 84 por ciento en lo que va del año respecto del 2018.

Se trata de 74 mil 155 siniestros entre enero y agosto en ese país; de ellos, más de la mitad se dieron en la Amazonía. La mano del hombre aparece como la principal responsable de este problema, aunque no la única.

Los siniestros impactan la diversidad biológica y la función de la selva, que es la de abastecer a la atmósfera de nubes para producir lluvia.

Además, la humareda sobre las ciudades de la Amazonía deja graves consecuencias para la salud, con fuertes problemas respiratorios, lo que se traduce en daños económicos.

La amazónica es la selva tropical más grande del mundo; la humedad es tan alta que, en ciertas áreas, sus bosques son capaces de crear su propia temporada de lluvias con el vapor de agua que transpiran sus hojas.

Las investigaciones apuntan a que esta selva, que se reparte en nueve países sudamericanos, se ha vuelto más inflamable en las últimas décadas.

Los expertos son claros en advertir que existen pocas evidencias de incendios forestales naturales en la Amazonia. Ello necesita de la presencia de rayos secos, es decir, sin lluvia, y aunque es frecuente en otros sitios del mundo, no en esa selva.

Así, la gran mayoría de incendios que se dan en esta región poco poblada son iniciados por los seres humanos, como ya señalaban los expertos que comenzaron a registrar los primeros focos en los años 80.

En los siniestros resaltan los vínculos con la ganadería y la tala, porque la primera involucra la quema de árboles y segunda hace que el bosque sea más inflamable.

Pero, en los últimos años, hay una serie de causas más complicadas que hacen que los incendios sean tan prevalentes hoy en día.

Una de ellas es que, una vez que un bosque ha sido víctima de las llamas, tiende a ser más susceptible de que esto se repita.

Donde arde un bosque y la mortalidad de los árboles es alta, si 40 o 50 por ciento de los árboles mueren, éstos se caen y dejan el techo más despejado. Esto hace que el sotobosque sea más seco y además añade combustible en forma de hojas y ramas, haciendo más probable que arda otra vez". Y... cada vez hay más incendios.

CONTIENE AMAZONAS DE 90 A 140 MIL MILLONES DE TONELADAS DE CARBONO

El Amazonas contiene de 90 a 140 mil millones de toneladas métricas de carbono. El exceso de éste en la atmósfera es una de las principales razones detrás del cambio climático.

Si ese carbono se libera a la atmósfera -incluso una fracción- puede tener efectos devastadores.

Es como lo que aprendimos en la escuela: las plantas absorben carbono y liberan oxígeno. El Amazonas es importante porque produce mucho oxígeno, pero si esos árboles y otras plantas son destruidos, ya no podrá absorber tanto carbono ni producir tanto oxígeno.

Ello tiene repercusiones en el cambio climático, las corrientes océanicas y la estabilización de las temperaturas.

El mundo mira con horror la tragedia en la selva Amazónica. Espera que haya acuerdos políticos y económicos que permitan que se coadyuve a acabar con esta situación y se prevean situaciones similares en el futuro.

Ya lo dijo el propio Presidente francés, Emmanuel Macron: “Nuestra casa se quema. Literalmente”.

Con Información de Agencias

Imagen Reuters

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JR/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -