laopcionnota
El pasado alcanza a Epigmenio Ibarra

El pasado alcanza a Epigmenio Ibarra

Columnas lunes 22 de julio de 2019 - 02:14


Habla el productor de narcoseries Epigmenio Ibarra en el México de 2016, con 18 mil 839 muertos en 12 meses por el narcotráfico: “Contar las historias en narcoseries no produce el delito, lo que produce el delito y el crimen, es cerrar los ojos y negar y darle la espalda a esos hechos”.

Habla el presidente (jefe del modelo político que defiende Ibarra) en el México de 2019, con 17 mil 608 muertos por narcotráfico en seis meses: “El modelo de vida que se difunde en las narcoseries fomentan la violencia y drogadicción entre los jóvenes”.

El pasado alcanzó al gran glorificador del crimen organizado con las exitosísimas series El Señor de los Cielos, La reina del Sur, Ingobernable, El Chema, no sólo en la idea de hacer dinero a puños, sino como propaganda política en contra de los gobiernos priistas y panistas.

Hoy, sin embargo, Ibarra es un ideólogo del gobierno y su esposa y socia en la producción de narcoseries, Verónica Velasco, es redactora de la Constitución Moral, con la que el gobierno buscar eliminar “la mancha negra de la codicia y el odio”.

Y el productor podrá argumentar que “en México no se puede hablar de otra cosa que no sea la corrupción entre el poder y el crimen organizado”, que “las narconovelas no originan el crimen organizado”, pero las produce porque dejan dinero casi como el propio narcotráfico.

Además, antes de la llegada de Morena al poder, las narcoseries también le funcionaron como brazo propagandístico para culpar a lo que hoy la 4T llama “viejo régimen”, de la existencia del narcotráfico y del cuarto de millón de asesinatos contabilizados en el país desde 2006.

Aunque, en especial, Ibarra entendió el negocio desde el principio: sacaba raja política y hacía lana. Asunto de dividendos. Si hay demanda, habrá oferta.

Es por rating… y el rating trae dinero.

Pero el presidente tiene razón: “Los jóvenes deben recibir otros mensajes”.

Porque El Señor de los Cielos, La reina del Sur, El Chema, Señora Acero presentan un mundo glamuroso de dinero fácil y hombres y mujeres atractivos, dueños de la vida y de la muerte de sus semejantes cual emperadores romanos: verdaderos héroes para los jóvenes que los ven.

También es cierto lo que dice el presidente: “El que las quiera ver, que lo haga, porque hay que garantizar la libertad”.

Es importante que lo diga el mandatario: vivimos en un país de libertades, de hacer y de ver narcoseries, de componer y escuchar narcorridos.

Pero una y otros son apología del crimen. Que no vengan con el cuento de “la realidad del país” porque el país tiene otras realidades: burócratas despedidos, enfermos sin medicinas…

Sólo que eso no vende.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Lotes del delitoColumnas
2019-08-16 - 03:48
Sueños y recuerdos de Lezama LimaColumnas
2019-08-16 - 03:44
Cuando el interés ya no es suficienteColumnas
2019-08-16 - 03:39
IngresosColumnas
2019-08-16 - 03:35
Línea 13Columnas
2019-08-16 - 03:32

+-