facebook comscore
El rival invisible del GP de México

El rival invisible del GP de México

Columnas jueves 24 de octubre de 2019 - 02:52

Los pilotos del Gran Premio de México no solo compiten entre ellos, pues tienen un rival invisible y peligroso, ese que provoca mayor desgaste en las llantas, frenos sobrecalentados y motores a punto de reventar, se trata del aire, que circula a una altura de dos mil 250 metros sobre el nivel del mar.

A simple vista esta situación no se distingue, pero la tensión que se vive en el área de los pits al correr en el histórico Autódromo Hermanos Rodríguez bajo estas circunstancias, te hace entender el por qué del fuerte olor a llanta quemada, pues la densidad del aire en esta sede afecta directamente el funcionamiento aerodinámico de los monoplazas, esos monstruos veloces que alcanzan velocidades de hasta 370 kilómetros por hora.

El piloto mexicano, Sergio Checo Pérez y compañía, deben enfrentarse a una serie de maniobras técnicas para que los monoplazas soporten las altas temperaturas en el circuito más elevado del campeonato, ya que, si hablamos de un promedio de 25 grados en el ambiente, en la pista, los pilotos pueden percibir más de 40 grados y el auto hasta 50.

El aire en la capital del país, pesa y es aproximadamente un 25% menos denso que el de un circuito a nivel del mar, por ejemplo, el que hay en el Gran Premio de Bahrein, que se sitúa a 137 metros sobre el nivel del mar.

Lo anterior quiere decir que en la Catedral del Automovilismo en México, es como si hubiese menos aire en el ambiente, lo que influye en los resultados de la competición, ejemplo claro, es lo que vivió Sergio Pérez en la edición pasada al abandonar la competencia por problemas en sus frenos.

Además, se genera un mayor esfuerzo por parte de los motores que gracias a su potencia se calientan más rápido, por lo que hay más demanda de refrigeración, la cual, también se castiga por la elevación del circuito.

La estrategia de los equipos que respaldan a los pilotos y sus monoplazas, particularmente en el Gran Premio de México es vital, ya que no solo los autos reciben castigos impresionantes por la altura de la Ciudad, ya que los pilotos se ven sometidos físicamente y esto a veces ni por la mente nos pasa.

Tan solo imaginen, cada vez que jalan aire para respirar, dentro del monoplaza, sus pulmones reciben menos oxigeno, por lo que deben esforzarse mucho más para que el cuerpo tenga la cantidad necesaria, un momento en que la mente también juega un papel muy importante.

Por esto y más, el Gran Premio de México se cataloga como uno de los más interesantes y de mayor complejidad para los pilotos, que para esta quinta edición de Fórmula 1, en el tercer circuito más veloz del campeonato, es decir, el Autódromo Hermanos Rodríguez, ese rival invisible será uno de los retos más importantes para vencer.

•Coordinador de Deportes de ContraRéplica
fernando.moreno@contrareplica.mx/@Fer_moreno17

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -