laopcionnota
Elba Esther y sus dos partidos

Elba Esther y sus dos partidos

Columnas lunes 25 de marzo de 2019 - 00:47


Imposible regatear a Gordillo su sinceridad: admite sin cortapisas tener dos partidos políticos registrados ante el INE. El primero, dirigido por su sobrina, Erika Hernández Gordillo. El segundo, por su yerno, Fernando González y su nieto René Fujiwara.

Ayer, por ejemplo, se reunió con el movimiento Redes Sociales Progresistas, que fue autorizado por el INE para recolectar firmas y poder convertirse en partido político bajo la tutela de su yerno y su nieto.

Tampoco se puede regatear su arraigo entre quienes pastorea: entre aplausos advirtió que no se fue y sólo fue detenida para que no pudiera evitar lo “infame”… o sea: la evaluación de maestros y el fin de las plazas heredadas. Lo que hacía cuando era lideresa, pues.

Ella lo explicó así: “No tuvieron las agallas para defender, en el espacio debido, una ley infame, opresiva y humillante, a los trabajadores de la educación. Solo así pudo el régimen callarnos. Y no se permitirá que ningún gobierno vuelva a agraviar al magisterio”.

Antes, también realizó el procedimiento legal de creación como partido de México Blanco, que está integrado por Maestros por México, cuyos integrantes vienen del ala radical de la CNTE y de un sector del SNTE, cuya presidenta es su sobrina.

Es con esta familiar, Erika Hernández Gordillo, que la maestra pretende también recuperar el botín de dos mil 700 millones de pesos de la SEP, y el reparto de plazas que ni siquiera tienen que ser maestros para dar clases a nuestros niños, pues ya la Reforma Educativa es fiambre.

Sin embargo, ya perdió el primer round, porque el Pleno del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje otorgó la Toma de Nota del SNTE a Alfonso Cepeda, un alfil de Juan Díaz, el coco de Gordillo, quedó como secretario general.

Aunque tampoco se dio por vencida. Maestros por México se reunió con el entonces presidente electo para pedirle que no dieran la toma de nota a Cepeda y avalase una elección “democrática”, para que Gordillo pueda colocar a su dedo chiquito, Moisés Jiménez.

Las segundas manos de Gordillo en Maestros por México es su sobrina, pero el martillo es Dominga Escobar, quien viene de dirigir en la CNTE al grupo de choque Los Pozoleros, que participó en la elección presidencial del pasado 1 de julio como vigilante del voto en favor de Morena.

Dominga cobra como maestra sin dar clases con número de plaza 078712E0281000400971 en la primaria Juujky Ajte’n, municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, Oaxaca, donde cobró, desde 2015 al primer trimestre de este año, 380 mil 33 pesos.

En esas anda la maestra en su retorno: sobrina, yerno, nieto y los Pozoleros para ejecutar sus planes de tener…

Dos partidos.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Whitaker y su empate al cieloColumnas
2019-07-16 - 03:16
Salud y poder: Angela MerkelColumnas
2019-07-16 - 03:11
La crisis por venirColumnas
2019-07-16 - 03:00
IngresosColumnas
2019-07-16 - 02:57
Línea 13Columnas
2019-07-16 - 02:53

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-