laopcionnota
Elecciones australianas

Elecciones australianas

Columnas lunes 20 de mayo de 2019 - 01:23


Las relaciones diplomáticas entre México y Australia se establecieron en 1966. Desde entonces a la fecha, México se ha convertido en el principal socio comercial de Australia en América Latina. De acuerdo con datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, entre 2003 y 2013 el intercambio comercial entre México y Australia creció 240 por ciento, pasando de 628.414 mdd en 2003 a 1,506.423 mdd en 2013, es decir, un crecimiento superior al 9 por ciento anual. Todos los analistas geopolíticos de nuestro tiempo afirman que en el siglo XXI, las relaciones internacionales y el equilibrio de poder mundial se definirán en la región Asia-Pacífico. Nuestro país ya participa en APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico por sus siglas en inglés), pero aún no consolida una estrategia precisa en la región para no incomodar a Estados Unidos.

En la década de 1990, México buscó acercarse a Japón con éxito razonable pero moderado. Se instaló la planta de Nissan en Aguascalientes. A partir del 2000 hemos estado empantanados en la discusión de qué tipo de relación podemos y debemos tener con China, con cada Gobierno mexicano cambiando el enfoque a contentillo del presidente en turno. Poco o absolutamente nada se habla de Australia. Australia es una democracia liberal constitucional clásica, con un estado de bienestar excepcionalmente generoso (superior al del Reino Unido). Tiene un desarrollo tecnológico y académico que no hemos aprovechado para beneficio de los mexicanos. Aunque la inversión australiana en México ha aumentado, no se ha tomado ventaja de la puerta de acceso a los mercados y relaciones políticas del Pacífico que puede representar Australia.
Debería ser más sencillo desarrollar relaciones confiables y estables con una democracia que con un sistema autoritario al estilo de numerosos países asiáticos.

El sábado 18 de mayo se celebraron elecciones federales en Australia y durante la semana anterior a los comicios, ningún comentarista mexicano se ocupó del tema. Habrá que ver si alguno lo rescata en días próximos. El primer ministro conservador Scott Morrison sorprendió a los medios de comunicación occidentales con una victoria que contradice todas las encuestas. Éstas apuntaban a una victoria del laborismo encabezado por Bill Shorten. La derrota de Shorten fue tan devastadora que ya renunció a la dirigencia del partido laborista. El menguado partido liberal también resultó vapuleado, al grado que su líder y exprimer ministro australiano Tony Abbott, perdió su escaño parlamentario.

Australia es un lugar estratégico para el combate al cambio climático, pues su ubicación la coloca como uno de los países más afectados por este fenómeno.

La propuesta laborista era incrementar las medidas de reducción de contaminantes. Los conservadores quieren seguir con las mismas políticas e incluso echar a andar una mina de carbón (altamente contaminante) en Queensland. Lo que pasa en regiones aparentemente remotas nos afecta cada día más. No podemos permanecer indiferentes.

•Internacionalista y analista político:
@avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿La reforma electoral: una obsesión?Columnas
2019-06-20 - 02:53
Medio ambiente, retos y obstáculosColumnas
2019-06-20 - 02:51
El no más Draft de la Liga MXColumnas
2019-06-20 - 02:49
La Copa de las gradas vacíasColumnas
2019-06-20 - 02:47
Un loco fin de semanaColumnas
2019-06-20 - 02:45
Maduro seguirá en el poder un mes másColumnas
2019-06-20 - 02:43

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-