facebook comscore
En Morena, el “ADN” del PRD

En Morena, el “ADN” del PRD

Columnas jueves 22 de agosto de 2019 - 03:30

La disputa entre el presidente de la MesaDirectiva del Senado de la República, Martí Batres y el coordinador de Morena en esa instancia legislativa, Ricardo Monreal Ávila, marcó el parteaguas para que este instituto político exhibiera las contradicciones internas que trae, lo cual resulta especialmente riesgoso, sobre todo, de cara al proceso de renovación de su dirigencia, teniendo como marco su Congreso Nacional a realizarse el 23 y 24 de noviembre, donde el invitado de honor será el presidente Andrés Manuel López Obrador, que de seguro no se sentirá nada cómodo ante tanta contradicción, aunque él insiste en que no se meterá en los temas del partido que fundó.

Así, lo más recomendable sería que los militantes de la cúpula morenista arreglen sus diferencias, ya que este instituto político corre el riesgo de contraer uno de los peores males que llevó a la debacle al PRD, que acabó por tribalizarse; es decir, volverse un conglomerado de “tribus” que nunca se pusieron de acuerdo en nada y cada proceso de elección de su nueva dirigencia se tenía que posponer porque las radicalizaciones siempre imperaron al interior del hoy casi extinto partido del sol azteca.

Y si nos atenemos a que una buena cantidad de militantes de Morena llegaron provenientes del PRD, su “ADN” está marcado. Así que si el senador Batres le reclama al coordinador Monreal que provenga del PRI, el primero no debería olvidar que su partido de origen fue el sol azteca.

Además, en el fondo de esta disputa que va por capítulos y a la que todavía le faltan varios, marca también el inicio de la carrera por 2024. Los bandos están ya definidos; Batres está del lado de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, mientras que Monreal se ubica junto al poderoso secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El antecedente de este enfrentamiento registrado en la Cámara Alta, fue hace tiempo, cuando el senador Monreal quiso ser candidato de Morena al Gobierno de la CDMX, entonces, López Obrador impuso a Sheinbaum y el exgobernador de Zacatecas se disciplinó y supo plegarse a la decisión del hoy presidente.

Ya ocupando su escaño en el Senado como coordinador morenista, quiso llevar al senador michoacano Cristóbal Arias, —cercano al cardenismo—, a la presidencia de la Mesa Directiva de esa instancia legislativa, pero no lo pudo conseguir dada la cercanía de Batres Guadarrama con Sheinbaum Pardo; entonces, de nueva cuenta, Monreal Ávila optó por mantener su amistad con el presidente.

Ahora que el zacatecano pudo colocar a la tabasqueña Mónica Fernández Balboa en la presidencia de la Cámara Alta, tendrá que hacer alianzas con la oposición para que Batres no encuentre eco en su propósito de acabar con Monreal.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El otro Rosario de Amozoc Columnas
2019-11-21 - 02:19
¡Tokio 2020 ahí te vamos! Columnas
2019-11-21 - 02:16
La fórmula: Calidad, no cantidad Columnas
2019-11-21 - 02:15
Línea 13 Columnas
2019-11-21 - 01:59
El compromiso con la Constitución Columnas
2019-11-21 - 01:57
Democracia 2019: el informe Columnas
2019-11-21 - 01:29
+ -