En Tercera Persona, la danza detona el conflicto de nuestra búsqueda de identidad

En Tercera Persona, la danza detona el conflicto de nuestra búsqueda de identidad

El descubrimiento de quiénes somos como individuos, es una de las búsquedas de la propuesta dancística “En Tercera Persona” de Francisco Córdova, quien se interna en las variables filosóficas de nuestra identidad.

La propuesta escénica, que se presentará el viernes 7 de diciembre, como única función en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, detona el conflicto que cada persona enfrenta para la construcción de la identidad como entes sociales e individuales.

El mexicano Francisco Córdova Azuela, director de la compañía Physical Momentum, es un reconocido intérprete, coreógrafo y pedagogo, quien se ha posicionado como uno de los bailarines más representativos de la nueva danza contemporánea, uno de los creadores emergentes y joven promesa como director artístico.

En su trayectoria internacional es citado como uno de los precursores de nuevas tendencias y rupturas del entrenamiento para el intérprete escénico. Ha sido integrante de diversas compañías y proyectos escénicos a lo largo de 14 años.
rgba(0, 0, 0, 0);">En entrevista para Contra Réplica, el artista mexicano habló sobre la inspiración que lo condujo a hacer del arte, su forma de vida.

“Vengo de una familia de bailarines, mi madre es maestra de danza, desde muy joven tuve la oportunidad de aprender y de viajar, de poder entender del mundo de la escena. Toda mi vida estar influenciado del arte crea un conducto muy especial que me dirige a practicar la danza”, manifestó.

Con licenciatura en Danza Contemporánea por la Escuela Nacional de Danza (ENDCC), además de dos maestrías por el Instituto del Teatro en Barcelona, Córdova Azuela ha sido integrante de diversas compañías y proyectos escénicos por más de una década.

“Mi mayor reto sucedió en julio del presente año, cuando por primera vez me presenté como coreógrafo en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México”, reveló el bailarín.

Con el montaje de gran formato “Ten cuidado con lo que deseas”, el mexicano se presentó como coreógrafo en el recinto de las artes más emblemático de nuestro país el 19 de julio, disponiendo de solo 6 meses de preparación. “Ha sido uno de los mayores retos de mi vida, no solo artísticamente sino en lo personal”, subrayó.

Para Francisco, la danza es “transformar y encontrar ese punto maravilloso que nos hace humanos, una plataforma de transformación no solo como persona, sino como amigo, como familia, como individuo”, entenderse en todo aquello que nos represente”.

En su opinión, México es de los países que brindan más apoyo económico a los proyectos artísticos, haciendo posible un alto nivel de calidad en la creación escénica. “Cuando tienes producción tienes calidad. No solo tiene que ver con la idea, sino cómo lo materializas”, enfatizó.

“Pero al mismo tiempo, no existe una cultura de internacionalización en México, muy pocos son los ‘pervertidos’ que se arriesgan a invertir en este sentido” indicó. “La danza mexicana necesita exportarse”.

Su compañía, Physical Momentum, creada en 2007, construye y proyecta su identidad a partir de la fisicalidad y experiencias de los lenguajes dancísticos y teatrales. A la fecha, cuenta con sedes en Barcelona, Bruselas y la Ciudad de México.

De acuerdo al intérprete, muchas compañías en todos los países hacen obras nuevas cada año, como parte de moda impuesta, de cierto modo, por el capitalismo en todos los lugares. “Yo tengo pocas obras, de las cuales saco el mayor ‘jugo’, y creo que todo esto tiene que ver con una cosa de visión y de personalidad”, aseguró.

Considerado por la prensa como uno de los 7 nuevos creadores emergentes y jóvenes promesas como director artístico, Francisco Córdova es calificado como uno de los bailarines más representativos de la Nueva Danza Mexicana.

“Me gusta generar estados emotivos desagradables para el espectador y dirigirlos a estados muy nobles y bellos. Uno de los perfiles que más me ha gustado descubrir es que a través de las cosas mañas crueles podamos buscar la belleza, y es una de las cosas que me caracteriza en la dramaturgia”, abundó el mexicano.

“A través de los años, me he dado cuenta que el cuerpo es mucho más inteligente que la cabeza. Desintoxicar la cabeza antes de desintoxicar el cuerpo tiene que ser lo esencial, no solamente en la danza, sino en cualquier disciplina del cuerpo. Porque muchas veces tenemos un perfil tan claro que no tenemos apertura a nuevas posibilidades, no solo en el entrenamiento sino en lo creativo”, finalizó.

En Tercera Persona

Autor : Physical Momentum

En Tercera Persona

Autor : Physical Momentum

En Tercera Persona

Autor : Physical Momentum

En Tercera Persona

Autor : Physical Momentum

En Tercera Persona

Autor : Physical Momentum




LO ÚLTIMO



+ -