laopcionnota
En Venezuela comen menos carne que en Etiopía, Ruanda…

En Venezuela comen menos carne que en Etiopía, Ruanda…

Global miércoles 17 de julio de 2019 - 03:00


POR MARTHA COTORET Y AGENCIAS


Los venezolanos ingieren apenas el 14 por ciento de carne de lo que comían en 2016, explicó Adan Celis, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), debido a que el sector ganadero se ha visto gravemente afectado por diferentes frentes
de la crisis económica, tales como el aumento de los costos (falta de combustible, encarecimiento de los insumos y asuntos de inseguridad), lo que complica la producción.

“Pero el problema más grave es la caída de la demanda, la destrucción del ingreso del venezolano”, aseguró en entrevista con la estación de radio venezolana Unión Radio. Según las cifras de esta confederación, esta situación hizo que “en los últimos tres años el venezolano esté consumiendo de 21 kilos de carne al año, a casi tres”.

El Instituto Venezolano de la Carne y la Leche denunció que en lo que va de año el consumo de proteína cárnica por habitante en Venezuela ha disminuido a 2.7 kilos. Se trata del menor indicador de demanda de América Latina y una drástica caída con respecto al promedio de 2018, que fue de 4.1 kilos por persona.

Este índice ponen a Venezuela muy por debajo del consumo de carne en el mundo. Según los últimos datos publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) en 2013, en Etiopía se consumen siete kilos de carne al año y en Ruanda, ocho kilos.

“En India, un país con bajo consumo por temas culturales y religiosos, es de casi cuatro kilos, aunque la cifra viene en aumento por el desarrollo económico”, reporta el portal de noticias Infobae.

El consumo de leche también está por debajo de los requerimientos establecidos por la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. El venezolano ingiere apenas 47 litros de ese producto por año, lo cual representa una disminución de 20 por ciento.

En otros rubros agrícolas, los niveles de producción han retrocedido a los niveles varias décadas atrás; por ejemplo, la producción de maíz, principal insumo para la harina precocida con la que se elaboran las arepas, es similar a la de 1970.

Un situación parecida se presenta con la producción de arroz. que es equivalente a la de 1970, pese a que “Venezuela llegó a ser exportadora por dos décadas”, alertó el presidente de Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Aquiles Hopkins; la de la caña de azúcar es similar a la de 1960 y la de la producción de caraotas (frijoles negros) está en niveles de los años 40.

Para el próximo ciclo agrícola, la superficie sembrada de maíz no superará las 120 mil hectáreas, menos de un cuarto de las 650 mil hectáreas disponibles, y en una situación similar están las hortalizas (menos de 20 por ciento de la superficie) o las papas (menos de 15 por ciento).

La situación del campo venezolano “es la suma de muchos efectos”, entre los que citó la falta de insumos como fertilizantes y semillas, la inseguridad personal y jurídica, la crisis eléctrica y la escasez del combustible, lo que “se suma al monopolio del Estado”, expresó Hopkins.




Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-