laopcionnota
En la salud no se puede ahorrar

En la salud no se puede ahorrar

Columnas viernes 24 de mayo de 2019 - 02:56


Frenar la primera crisis grave que enfrenta el presidente Andrés Manuel López Obrador en las instituciones de salud pública no servirá de nada con la designación de Zoé Robledo como director general del Seguro Social, si no tiene la sensibilidad de ordenar a la Secretaría de Hacienda que exente de recortes presupuestales a las instituciones que atienden a millones de personas que carecen de recursos para atenderse en hospitales privados.

La renuncia del expanista Germán Martínez Cázares al frente del IMSS le pegó duramente al primer mandatario, no solo significó la primera renuncia al gabinete lopezobradorista por inconformidad ante la estrategia de austeridad del tabasqueño, dejó la puerta abierta para que, los mexicanos vieran que la situación ya crítica del instituto de salud más importante se agravaba, al no recibir los recursos necesarios para brindar servicio a los derechohabientes.

Durísimo fue que Martínez Cázares dijera que los enfermos morirían en la calle ante la imposibilidad de atenderlos de manera expedita por falta de personal médico y por la carencia de medicamentos.

Sería insensato acusar al presidente López Obrador de la situación que padecen las instituciones de salud que vienen arrastrando desde hace décadas, una crisis terrible en materia de servicio a los mexicanos; de lo que sí es responsable es de que esta crisis se esté agudizando debido a los recortes de recursos en programas que son esenciales para salvar la vida de los mexicanos.

El jefe del Ejecutivo federal debe reflexionar sobre lo que sucede en el sector salud y comprender que en este campo no puede ejercer ahorros, al contrario, deben canalizarse más recursos para programas preventivos de cáncer, diabetes, mentales y otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de sus gobernados.

López Obrador prometió, una y otra vez, incluso al asignar a un ex panista al frente del IMSS, que los servicios de salud en México serían los mismos que se brindan en países de primer mundo; la realidad está muy lejos del compromiso que hizo el presidente con quienes lo llevaron a la presidencia.

No bastará con cambiar al director del Seguro Social, no servirá de nada poner a un incondicional de su gobierno si persisten en la idea absurda de ahorrar dinero a costa de la salud de los mexicanos, es un riesgo que puede revertírsele en apoyo ciudadano a tan solo seis meses de haber asumido el poder.

Reitero, la renuncia de Martínez Cázares al frente del IMSS no es un asunto de cobardía, de deslealtad, es una llamada de atención al presidente Andrés Manuel López Obrador para que rectifique en sus decisiones y ordene al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, libere de inmediato los recursos necesarios para la atención de niños, niñas, mujeres y hombres, ancianos que, para su mala fortuna, son los pobres que tanto dice defender.

En la salud no se puede ahorrar…


•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y
fundadora de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

AportacionesColumnas
2019-06-24 - 03:52
Tres temas para tomar en cuentaColumnas
2019-06-24 - 03:50
La balada de la dependencia sexualColumnas
2019-06-24 - 03:48
El Tratado de VersallesColumnas
2019-06-24 - 03:45
IngresosColumnas
2019-06-24 - 03:41
Línea 13Columnas
2019-06-24 - 03:38

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-