facebook comscore
Entre la ficción y la realidad Poniatowska desnuda su vida familiar

Entre la ficción y la realidad Poniatowska desnuda su vida familiar

Entornos lunes 25 de noviembre de 2019 - 00:52

Por Martha Rojas
Martha.rojas@contrareplica.mx

Elena Poniatowska, ganadora del Premio Cervantes de 2013 entrega el primer volumen de El amante polaco, una novela íntima con la que regresa a 1743, cuando Stanisław August Poniatowski, su antepasado es apenas un niño y de la mano de su madre recorre un paisaje invernal, sin imaginar que décadas más tarde su amor por Catalina la Grande, le costaría un gran infortunio a su familia.

A los 87 años, Elena mantiene sus buenos tratos con la poesía y conserva el lado etéreo de su escritura, el que llevó a Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990, a calificarla como un personaje literario salido de alguna de sus historias.

El nuevo libro, publicado por Seix Barral, intercala los tiempos de las cortes europeas del siglo XVIII, cuando vivió su pariente Stanislaw, el último rey polaco, y el de la Ciudad de México a mitad del siglo pasado, con una joven Poniatowska en busca de contar historias.

"Stanislaw fue un hombre enamorado, apasionado. Me cayó bien porque le gustaban las mujeres, el arte, impulsó a muchísimos pintores, a actores, e hizo teatro. Escribí este libro durante unos tres años, cuatro quizás", reveló la escritora en una entrevista .

Dice haber heredado del rey la elegancia en la conducta, los principios morales y el amor a la pintura y a la escritura y recuerda que como ella, Poniatowski escribió mucho, hizo sus memorias y publicó las cartas de amor a Catalina.

Memorias también son las páginas finales de cada capítulo del nuevo libro en las que la autora, nacida en París en 1932, repasa detalles íntimos de su vida, algunos lejanos como el de un primer amor fugaz, a sus 10 años, en el barco donde la trajeron a vivir a México.

"Aquel niño me perseguía, me lo encontraba cada vez que subía o bajaba las escaleras. Los barcos son como casas grandes, yo recorría las escaleras y el chico me seguía. Un día no lo vi más", cuenta.

De joven, Elena fue una buena nadadora hasta que sufrió una sinusitis. Desde entonces hace poco deporte, solo caminatas matutinas. Aún puede hincarse y no sufre dolores de articulaciones, aunque los latidos de su corazón están regidos por un marcapasos.

Ella se describe como una Dama de las camelias, puesto que sufre desmayos contantes derivados del uso del marcapasos aunado a una edad que casi llega al siglo.
Elena Poniatowska emigró de Francia a México como consecuencia de la II Guerra Mundial. Tenía 10 años cuando desembarcó con su madre y con su hermana Sofía.
Si haber concluido el bachillerato comenzó a hacer periodismo en 1953 en el Excélsior. Sus crónicas y entrevistas, que incluían a utores de la época como Juan Rulfo o la actriz dolores del Río fueron firmadas como Hélène.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -