laopcionnota
Es un narcisista
Es un narcisista

Columnas jueves 28 de marzo de 2019 - 02:25


Y hablo de Donald Trump. La Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos ha desarrollado criterios para diagnosticar el narcisismo patológico. Lo llama “Desorden de Personalidad Narcisista” (DPN). De acuerdo al manual de la organización de psiquiatras estadunidenses, quienes sufren de DPN tienen todos o la mayoría de estos síntomas:

Sentimientos megalómanos, y expectativas de que se reconozca su superioridad; fijación en fantasías de poder, éxito, inteligencia y atractivo físico; percepción de ser único(a), superior y formar parte de grupos e instituciones de alto status; constante necesidad de admiración por parte de los demás, y convicción de tener el derecho de ser tratado(a) de manera especial y con obediencia por los demás.

Además de propensión a explotar a otros y aprovecharse de ellos para obtener beneficios personales; incapacidad de empatizar con los sentimientos, deseos y, necesidades de los demás, e intensa envidia de los demás y convicción de que los demás son igualmente envidiosos respecto a él (ella).

El presidente de Estados Unidos exhibe muchos de estos síntomas. ¿Pero lo inhabilita eso para ocupar la oficina oval de la Casa Blanca? Las evidencias son muchas y muy diversas, tanto dentro como fuera del país, la confrontación a diario con los medios de comunicación, con los representantes de la justicia y los legisladores, bien han dado una respuesta.

Un grupo de psiquiatras y psicólogos cree que sí, lo explicaron en una carta al periódico The New York Times: “Las palabras y las acciones de Donald Trump demuestran una incapacidad para tolerar puntos de vista diferentes a los suyos, lo cual le lleva a reaccionar con rabia. Sus palabras y su conducta sugieren una profunda falta de empatía. Los individuos con estas características distorsionan la realidad para adaptarla a su estado psicológico, descalificando los hechos y a quienes los transmiten. En un líder poderoso, estos ataques tenderán a aumentar, ya que el mito de su propia grandeza parecerá haberse confirmado”.

Esta carta es por supuesto muy controvertida. No sólo por la posición que toma con respecto al Presidente, sino también porque viola el código de ética de la Asociación Americana de Psiquiatría el cual le impide diagnosticar a nadie -especialmente a una personalidad pública- a distancia. Sin embargo, en la carta los firmantes sostienen: “Este silencio ha llevado a que no hayamos podido ofrecer nuestra experiencia a periodistas y miembros del Congreso preocupados por la situación en tan críticos momentos. Tememos que haya demasiado en juego para seguir callando”.

Alexandra Rolde, una de las firmantes dijo que no buscó diagnosticar al presidente, sino enfatizar rasgos de su personalidad que les preocupan. Es apropiado hacer ver cómo la salud mental de una persona puede afectar a otros o limitar su capacidad para desempeñarse adecuadamente.


•Doctora en Relaciones Internacionales
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Cinturón MayaColumnas
2019-04-25 - 02:47
Final Regia que cumpleColumnas
2019-04-25 - 02:44
Popurrí del adiósColumnas
2019-04-25 - 02:41
¿Y si Maduro no se va?Columnas
2019-04-25 - 02:35
Sudáfrica, electricidad y ChinaColumnas
2019-04-25 - 02:25
IngresosColumnas
2019-04-25 - 02:22

+-