laopcionnota
Espontaneidad

Espontaneidad

Columnas viernes 05 de julio de 2019 - 02:27


El día de ayer se llevaron a cabo los clásicos festejos del aniversario de la independencia de nuestro país vecino, Estados Unidos.

Aparte de ser un día feriado para que la gente salga a festejarlo en su tradicional desfile, comidas al aire libre, conciertos, ferias y los fuegos artificiales al llegar la noche.

La mayor celebración de este país, en la que siempre hemos sido testigos de su enorme nacionalismo a través de imágenes como esta o de los fuegos artificiales en Nueva York.

Hay fotografías desde el año de 1900 en donde aparecen los niños acompañados de sus padres, celebrando el día de la independencia con sus banderas, y sus trajes típicos de la época.

Los estadounidenses siempre han manifestado el orgullo a sus colores azul y rojo, y las estrellas que adornan su Bandera, con lemas como “America First”.

Existen dos buenos archivos con este tipo de imágenes, el primero de ellos es el Bettmann Archive, con una colección de 19 millones de fotografías e imágenes desde la Guerra Civil. Fue fundado por el curador Otto Bettmann, quien nació en Alemania, pero migró a Estados Unidos en los años 30. Hoy este archivo lo compró la agencia Corbis, a la cual hay que acudir para comprar derechos de uso.

El otro es Kirn Vintage Stock Photos, el cual maneja fotografías entre 1860 y1970 de la historia de Estados Unidos.

La imagen que vemos hoy, es un retrato magnífico del desfile realizado el día de ayer en Barnstable Village, en Massachusetts.

Una imagen que podríamos ubicarla en cualquier tiempo, incluso no podríamos ni siquiera colocarla en pleno siglo XXI. La tonalidad de la imagen con colores pasteles en su mayoría, la gente fuera de foco de fondo, el padre (supongo) con su hija en un Ford clásico color verde militar y la bandera de Estados Unidos.

La mirada de la niña y su naturalidad de hondear su pequeña bandera, mientras su papá la abraza.

El autor de la imagen, es el fotoperiodista estadounidense, Mike Segar, quien creció con la influencia de su madre, que le encantaba tomar fotos a su familia y la de su padre, con quien aprendió a revelar en un cuarto oscuro.

El ojo y la paciencia de Mike, para esperar justo el momento en que la niña volteara a verlo, mientras encuadrabade manera correcta, fue perfecta.

No me cansaré de mencionar a Cartier Bresson, al ver este tipo de imágenes, en donde la espontaneidad convierte un instante en algo decisivo.

Por eso, menciono y rescato esta frase del francés: “Para mí, la cámara es el instrumento de la intuición y la espontaneidad, la dueña del instante. Para representar el mundo hay que sentirse implicado en lo que se captura a través del visor.”

Todo fotógrafo que logra compaginar lo que ve, con lo que razona y con lo que transmite emocionalmente, puede lograr este tipo de imágenes.

Hay que saber ser sensibles ante lo que pasa a nuestro alrededor, y estoy segura, que Mike Segar, lo sabe.

Tw: @lauragarza
Instagram: @lauragarzag
Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Línea 13Columnas
2019-07-19 - 02:37
Dos AñosColumnas
2019-07-19 - 02:34
Nación y destinoColumnas
2019-07-19 - 02:29
Duarte, ¡un pobre político!Columnas
2019-07-19 - 02:22

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-