facebook comscore
Estado laico; estado confesional

Estado laico; estado confesional

Columnas jueves 05 de septiembre de 2019 - 02:41

Hoy quiero contarle cómo algunas creencias y cultos están poniendo en riesgo la laicidad de los estados contemporáneos, la fibra misma de la ciencia moderna y hasta de las democracias del mundo entero.

“Este libro contiene material sobre la evolución. La evolución es una teoría, no un hecho, sobre el origen de las cosas vivientes. A este material hay que acercarse con mente abierta, estudiarlo cuidadosamente y considerarlo críticamente.” Eso decía una etiqueta que en 2004 la autoridad distrital colegiada de educación del condado de Cobb en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, había ordenado pegar en la portada de los libros de texto de biología de cuarto año de primaria de su jurisdicción y que usan millones de niños en todo el vecino país.

Alguien demandó al distrito y lo llevó a juicio. En dicho procedimiento, el juez mandó llamar como testigo experto a Kenneth R. Miller, profesor de biología celular de la Universidad de Brown, coautor del libro en inglés SÓLO UNA TEORÍA, LA EVOLUCIÓN Y LA BATALLA POR EL ALMA DE LOS ESTADOS UNIDOS (Penguin Group, 2008) en cuyas primeras páginas narra entero el proceso judicial y alega que este debate entre la evolución y la creación puede destruir la esencia libertaria de su país.

Según creo, la Teoría de la Evolución sigue vigente a pesar de oposiciones abiertas desde su publicación desde hace 162 años, principalmente en EUA, bajo el eufemismo de “creacionismo”. Dicho movimiento no combate frontalmente a Darwin. Demandando “igualdad de oportunidades” pide ser incluido en el temario de ciencias naturales, pero ahora bajo el mote de Diseño Inteligente (DI). El DI alega que el origen o evolución del Universo, la vida y el hombre, son el resultado de acciones racionales emprendidas de forma deliberada por uno o más agentes inteligentes.

En EUA, país en el que 309 de sus ciudadanos han ganado el premio Nobel, resulta que, según un sondeo de la encuestadora Harris de julio de 2005, apenas el 49 por ciento de la población estuvo de acuerdo con la teoría de la evolución respecto de plantas y animales.

Cuando se les preguntó sobre la evolución humana, el acuerdo con Darwin bajó al 38 por ciento.

Además, el DI avanza a pasos agigantados entre los concejales de los cerca de 15 mil distritos de educación de ese país, que deciden el contenido de los programas de biología de sus respectivas jurisdicciones sin que ninguna autoridad central o federal pueda opinar previa o posteriormente. Encima, estos funcionarios son electos y naturalmente responden a la sensibilidad de sus electores en estos temas, aunque con frecuencia la Suprema Corte de Justicia de ese país ha derribado por inconstitucionales, actos, omisiones o prohibiciones planeadas o ejecutadas por agentes del DI en materia de divulgación educativa de sus ideas. Nos leemos pronto, para continuar.

•gsergioj@gmail.com
@ElConsultor2

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
De feministas a feminazis Columnas
2019-11-18 - 03:31
La vida como “no favorito” Columnas
2019-11-18 - 03:16
Tiraditos Columnas
2019-11-18 - 02:05
CNDH, tras la tempestad Columnas
2019-11-18 - 02:04
Bomberos y sus juegos Columnas
2019-11-18 - 02:05
Línea 13 Columnas
2019-11-18 - 02:02
+ -