laopcionnota
Evocan a la diva mexicana que trascendió fronteras

Evocan a la diva mexicana que trascendió fronteras

Entornos lunes 08 de abril de 2019 - 05:14


POR ALONDRA ESPINOZA

Considerada un ícono de la Época del Cine de Oro, famosa por su elegancia y belleza en la pantalla grade, es recordada con la proyección de sus cintas más emblemáticas trasnmitidos por la Fundación María Félix.

La diva nación en Álamos, Sonora, el 8 de abril de 1914 y dejó un legado cinematográfico plagado de éxitos, papeles protagónicos y parejas memorables, que a 17 años de su partida nadie ha podido igualar.

De grandes ojos, cejas finas, cabello negro, ondulado, y un cuerpo de diosa, viajó a la Ciudad de México a principios de los años 40’s, luego de divorciarse de Enrique Álvarez Alatorre, su primer esposo y padre de su único hijo, Enrique Álvarez Félix. Cuando caminaba hacia la Torre Latinoamericana, con su porte llamó la atención del director español Fernando Palacios, quien la invitó para que realizara una prueba de cine, pero con su característico carácter, se negó a la propuesta, pero el cineasta logró convencerla y poco después obtuvo su primer papel en la película El Peñón de las Ánimas (1942), que sería el inicio de una afamada carrera.

También conocida como La Doña o María Bonita, la actriz logró trascender rápidamente y construir su legado a través de su talento y personalidad, que le sirvieron para filmar 47 películas en México, España, Francia, Italia y Argentina, con éxitos como Doña Bárbara (1943) —en la que se ganó uno de sus apodos —, Enamorada (1946), cinta que la hizo acreedora a su primer premio Ariel, La diosa arrodillada (1947), Tizoc: Amor Indio, donde compartió el protagónico con el legendario Pedro Infante.

A pesar de las múltiples propuestas para trabajar en Hollywood, María Félix siempre fue desdeñosa y se negó en poco más de cinco ocasiones para ser estelar en películas como Duel in The Sun (1946), The Barefoot Contessa (1954), Hush…Hush, Sweet Charlotte (1964), entre otras.

“Me quieren dar papeles de huehuenche o de india cheyenne, y a mí no me da la gana ir en ese plan”, aseguraba La Doña, quien confesó no arrepentirse de jamás haber viajado a Estados Unidos, “porque mi carrera en Europa se había orientado hacia el cine de calidad”.

María, la diva, es recordada como una mujer que sometió a los hombres a su seducción, de temple fuerte y perfecta belleza. Se casó cuatro veces, primero con Enrique Álvarez, Agustín Lara, Jorge Negrete y Alex Berger, pero además tuvo romances con el pintor Diego Rivera, Antoine Tzapoff, Jorge Pasquel, Rafael Coruera y Jean Gau.

“A un hombre hay que llorarle tres días y al cuarto, te pones tacones y ropa nueva”, así veía el amor María Bonita.

Su peor dolor fue perder a su hijo Enrique Álvarez Félix, en 1996 por un infarto múltiple. La actriz estaba en Francia cuando todo ocurrió. Horas antes, Félix y su hijo hablaron por teléfono.

La mañana del 8 de abril de 2002, México iba a celebrarle sus 88 años, pero recibió una noticia fatídica: La Doña había fallecido en su residencia en la Ciudad de México, por un paro cardíaco.

El día de su funeral había miles de ramilletes de flores, pancartas y fotos de la actriz y los gritos “¡Viva María Bonita!”, “¡Viva La Doña!”.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Recordando a Rufino TamayoEntornos
2019-06-24 - 14:19
Fragmento De Largo Pétalo De MarEntornos
2019-06-24 - 05:35

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-