facebook comscore

Activo viernes 12 de abril de 2019 - 03:27

POR GUADALUPE ROMERO

La Comisión Federal de Electricidad niega que se esté llegando a una carbonización de la generación eléctrica, “lo contrario, por los términos en que se ha estado adquiriendo el carbón es lo que ha levantado la expectativa, pero no es nada nuevo que nosotros tengamos esas unidades generadoras en funciones”.

La empresa informó que de 2012 a la fecha, las compras de carbón de la CFE se han reducido en 20 por ciento, y la generación por este combustible es de 28 mil a 30 mil gigawatts hora al año, equivalente al 9 o 10 por ciento del total.

El director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, negó que la empresa vaya hacia el carbón como uno de los combustibles determinantes para la generación, y aseguró que el tema se ha magnificado.

De acuerdo con el funcionario, la empresa productiva del Estado tiene todos los tipos de generación y el propósito es impulsar las energías limpias.

“El tema ha sido exagerado por intereses muy claros sobre cuál será la capacidad de generación o qué vamos a utilizar; nosotros estamos en todas las formas de generación posibles, buscando atender las necesidades al menor precio de nuestros clientes”, afirmó en conferencia de prensa.

El director corporativo de Operaciones de la CFE, Carlos Morales Mar, explicó en su momento que la generación base tendría que ser con la tecnología más eficiente y la que deje menor huella de carbono.

El director general del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), Alfonso Morcos Flores, expuso que se decidió hacer “un poco a un lado” las exigencias que impone la reforma energética en cuanto a las bases y reglas del mercado mayorista, que obligan al organismo a despachar en orden de menor a mayor costo (las energías limpias).

Bartlett Díaz argumentó en este sentido que las energías limpias, eólica y fotovoltaica, se han venido presentando como muy baratas, pero no es cierto, ya que si se pagara el respaldo cuando dejan de operar, la transmisión, son más caras que las otras.

“Cuando dejan de moverse las aspas, tiene que entrar inmediatamente en una fracción de segundo el respaldo. Y este respaldo en general lo da la CFE. Si se pagara el respaldo y se pagara la transmisión, pues son más caras que las otras”, dijo.

Asimismo, la empresa negó que existan riegos de desabasto o apagones en la Península de Yucatán, ya que hay capacidad suficiente de generación, además de reforzar una red de transmisión alterna para evitar incidentes, para la que invertirán dos mil millones de pesos.

“Tenemos pláticas muy intensas y útiles entre nosotros, Pemex y Cenagas. También tenemos posibilidades de gas natural, estamos planteando tener todas las posibilidades de traer el gas a nuestro país, no solo para península, sino en general.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Banorte y tiendas Issste firman alianza Activo
2019-11-12 - 21:43
+ -