facebook comscore
Excelente soporte para la CDMX

Excelente soporte para la CDMX

Deportes viernes 11 de octubre de 2019 - 05:40

Desde hace unos días, a través de diferentes medios de comunicación y especialmente en redes sociales, circuló la noticia de la revisión de los Permisos de Administración Temporal Revocable (PATR), en los que están incluidos los diferentes predios como el parque de diversiones “La Feria de Chapultepec”, ubicado en la segunda sección del bosque, donde desafortunadamente por negligencia o falta de mantenimiento, hubo dos personas fallecidas.

Durante esta revisión de concesiones también se incluyó al Lienzo Charro de Constituyentes, casa de la Asociación Nacional de Charros, que desde hace tiempo tiene revisiones continuas por parte de las Autoridades de la Ciudad de México, en cada uno de los diferentes rubros que maneja, siendo una excelente actividad el que se verifiquen las condiciones que guardan los predios en cuestión y las condiciones de su uso.

Desafortunadamente y con muy mala leche, el Periódico Excélsior publicó una nota el pasado 3 de octubre donde señala que las Autoridades Administrativas de la CDMX detectaron malos manejos en el Lienzo Charro de Constituyentes, noticia que circuló sin ningún sustento pero que afecta, porque como dice el dicho, “Lo que no tizna mancha”, y es muy irresponsable sacar una nota que no está debidamente cotejada, por esta razón, quiero hacer un recuento de lo que significa la Asociación Nacional de Charros dentro de nuestro Deporte Nacional y como Identidad Nacional.

Primeramente funge como una organización ecológica, ya que protege el medio ambiente, pues el predio en cuestión se reforesta cada año, capta el agua pluvial para usos primarios y riega sus jardines con agua tratada, ahorrando miles de litros de agua potable; los mingitorios de todos sus servicios sanitarios son ahorradores de agua; por otro lado se instalaron 250 lámparas led para el ahorro de energía, tal y como lo demandan las necesidades ecológicas al día de hoy.

A todo esto sobresalen las 100 plazas de empleo generadas, que son el sustento de 100 familias de esta Cuidad Capital.

Entrando al plano operativo-deportivo, La Nacional, “La Decana de la Charrería en México”, próximamente cumplirá sus primeros 100 años de vida, en los que tiene en su haber una gran labor social, garante de nuestra historia, de nuestras tradiciones y como aval e impulsor de las artesanías charras que son únicas en el mundo, situación de la que todos los mexicanos debemos sentirnos orgullosos.

Desde su fundación, el objetivo de esta noble casa chara ha sido difundir al único deporte que nació en México sin fines de lucro, ya que la entrada a sus eventos deportivos, así como a sus Torneos de Aniversarios, siempre han sido en forma gratuita, fomentando las visitas de familias enteras para que disfrutan de nuestras tradiciones 100% mexicanas.

Puedo afirmar que la Asociación Nacional de Charros ha hecho varias aportaciones a este deporte de la charrería, donde cada uno de los elementos que la practican a nivel nacional son considerados reservas del ejército mexicano, nombramiento otorgado en el año de 1942, ya que los Charros fueron los primeros en dar un paso al frente para defender nuestro territorio nacional enviándolos a las fronteras y Costas del Pacífico, para responder a una posible invasión, por lo que el entonces Presidente Manuel Ávila Camacho, al ver su destreza en el caballo y con la soga, no dudó en nombrarlos “Reservas del Ejército”, motivo por el cual desde ese año desfilan el 16 de septiembre en la Parada Militar conmemorativa de la Independencia de México.

Otra aportación importante fue la creación de la escaramuza charra, que fue aceptada con un gran entusiasmo, entusiasmo real y verdadero, porque incluyó a todo el sector femenil que se integró de lleno a esta fiesta charra que hoy día se practica en todo nuestro territorio nacional y en 13 Estados de la Unión Americana. La charrería es un deporte que nos da identidad porque conjunta historia, cultura, arte y valores, crea una economía viva, pujante y ágil en la que se encuentran los artesanos, restauranteros, refresqueras, cerveceros y toda la gama de vitivinicultores.

La escuela de charrería es otra labor social importante en la que se enseña desde lo más elemental de la monta hasta el manejo de la lechuguilla, que aparte de ser un arte, es un excelente ejercicio, sin dejar a un lado las clases de baile regional que incluye a ambos sexos de todas las edades. La charrería como cualquier otro deporte de alto rendimiento hace y forma a hombres y mujeres de bien, con una estricta disciplina, que los aleja de malas costumbres, situación de la que México necesita para ser un país próspero. ¡Porque las mamacitas y las abuelitas charas se preocupan por la educación y conducta de sus hijos y nietos!

El nombramiento de la charrería como “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, ante la Organización de las Nacional Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se inició al interior de la Asociación Nacional de Charros, gracias a la visión de socios como Gabriel Cabello, Manuel Basurto y Fernando Rodríguez, nombramiento que reconoce la identidad de un pueblo a través de la práctica en forma generalizada.

Cada uno de los puntos señalados es una labor muy importante, haciendo de esta Asociación Nacional de Charros la más destacada en todo nuestro Territorio Nacional, por lo que no se concibe a la charrería de nuestro México sin la presencia, prestancia y liderazgo de “La
Nacional”.

La charrería es el deporte nacional por excelencia, el único que nació en México, que nos da orgullo e identidad nacional, pero es lamentable que a pesar de esto, existen miles de compatriotas que nunca han asistido a una charreada, pero ahora que viene el centenario de “La Nacional”, seguramente será una gran fiesta no solo para la charrería de todo México, sino también para las Autoridades de esta Ciudad Capital, quienes se han visto disfrutar de este deporte-espectáculo-arte, en su graderío, por eso creo que el sector político debería acercarse a conocer un poco más para disfrutar de nuestras costumbres a través de la charrería.

Este es el momento preciso para que Claudia Sheinbaum, quien es la máxima autoridad de esta Ciudad Capital, se sume a este festejo, lo haga propio y conviva con todos los elementos charros, para que sienta en carne propia lo que es el amor y el respeto a todo lo que encierra este deporte como nuestro Lábaro Patrio, nuestro Himno Nacional, la elegancia del traje de charro y la belleza de la mujer de a caballo, y con ello hagan de este centenario una gran fiesta mexicana de la Ciudad de México, coordinada con la Secretaría de Turismo para el benéfico económico de esta Ciudad Capital.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -