facebook comscore
Exigen la destitución de la presidenta interina

Exigen la destitución de la presidenta interina

Global miércoles 13 de noviembre de 2019 - 22:07

Por Redacción

Sectores afines a Evo Morales, que renunció a la Presidencia de Bolivia el pasado domingo, marcharon ayer a La Paz y bloquearon carreteras en otras regiones para protestar por su dimisión y exigir la salida de la presidenta interina, Jeanine Áñez.

Una multitud, en su mayoría de indígenas y vecinos de la ciudad de El Alto, llegaron en marcha hasta la vecina La Paz portando la whipala, la multicolor enseña indígena y algunos gritaban la consigna “ahora sí, guerra civil”.

Los manifestantes, que intentaban llegar a la Plaza Murillo, protestaron en contra de Áñez y también contra la Policía Boliviana, que se amotinó el fin de semana sumándose a las protestas en contra de Evo Morales.

Un grupo prendió fuego, que luego se pudo controlar, a las puertas de una casa patrimonial situada cerca de la plaza Mayor de San Francisco, donde horas antes se congregaron los manifestantes. La Policía también intentó repeler a los movilizados allí con nuevas cargas de gases lacrimógenos.

La crisis en Bolivia desatada tras las elecciones generales del 20 de octubre ha dejado 8 muertos, 508 heridos y 460 detenidos en distintos incidentes en 24 días de manifestaciones, según datos de la Defensoría del Pueblo.

En regiones como la central Cochabamba, campesinos y productores de hojas de coca afines a Morales iniciaron bloqueos en carreteras como las que van hacia la oriental Santa Cruz, también en demanda del retorno de Evo Morales.

También en el Parlamento se produjeron enfrentamientos. La bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) intentó ingresar a la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional para designar a la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, quien renunció a su cargo el pasado domingo, como presidenta interina de la nación sudamericana.

Sin embargo, la policía impidió el ingreso de algunos legisladores. “Denuncio al mundo, este nuevo atentado del #GolpeDeEstado artero, inconstitucional, ilegal y delictivo en mi querida Bolivia. Hoy, legisladores del pueblo han sido brutalmente reprimidos e impedidos de ingresar a la Asamblea. El golpe racista y fascista se hunde en la ilegalidad”, tuiteó ayer Evo Morales.

En paralelo, la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez –reconocida por los gobiernos de Estados Unidos, Brasil y Gran Bretaña– se reunió con miembros de las Fuerzas Armadas y de la policía.

“Condenamos la decisión de Trump de reconocer al gobierno de facto y autoproclamado por la derecha. Después de imponer a Guaidó, ahora proclama a Añez. El golpe de Estado que provoca muertes de mis hermanos bolivianos es una conspiración política y económica que viene desde EU”, denunció Morales.

Bolivia está sumida en una crisis desde los comicios del pasado 20 de octubre, con protestas que inicialmente fueron en contra de Morales por las denuncias de fraude para lograr su reelección.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Trump se burla de activista Thunberg: Global
2019-12-12 - 09:15
+ -