laopcionnota
Falta de ética en Conade

Falta de ética en Conade

Columnas miércoles 14 de agosto de 2019 - 02:52


Quizás sea necesario recordar que la delegación mexicana que participó en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 que logró 37 medallas de oro, 36 de plata y 63 de bronce fue gracias al empeño personal de los atletas, de sus familiares y de sus entrenadores, nunca del apoyo del Gobierno federal y mucho menos de la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara que, de manera oportunista y con absoluta falta de ética, se cuelga medallas que no le corresponden.

No hay que olvidar que la exvelocista vaticinó que los jóvenes deportistas y representantes de México a lo mucho podía aspirar a 19 primeros lugares, incluso se atrevió a decir que las becas otorgadas por la instancia que dirige estaban mal empleadas y negó toda ayuda a los atletas, por lo que hoy su discurso suena falso, hipócrita y abusivo. Triste metamorfosis la de Guevara, quien pasó de ser campeona a política corrupta y falsa.

Para nadie es un secreto que los triunfos suelen ser más mérito del esfuerzo individual que del compromiso institucional, como tampoco lo es que la alentadora participación de nuestros compatriotas en Sudamérica se dio en medio de un clima de tensión y dudas respecto al pago o impago de las becas que otorga la Conade, sin mencionar la lluvia de acusaciones cruzadas que hemos escuchado.

La práctica de una disciplina deportiva reclama esfuerzos, vocación, tiempo, entrega, pasión, entrenamientos, alimentación, capacitación, recursos económicos y muchos otros, elementos que al no poder ser cubiertos deja a miles fuera de los gimnasios, pistas, canchas y todo tipo de eventos, además de que quienes tienen el honor de llegar a competencias internacionales, ahora deben estar conscientes de que las cobijas que se les proporcionen para el frío son sólo prestadas.

El desarrollo de un país no es responsabilidad exclusiva de los gobernantes sino de todos los elementos que participen (directa o indirectamente) en esa actividad, así como de la sociedad, como sucedió con el cineasta Guillermo del Toro, quien acudió en auxilio de la selección femenil de Hockey sobre pasto, que se encontraba en Japón con problemas de dinero porque la Conade no había realizado el depósito para su hospedaje.

Las historias que podamos escuchar en torno al esfuerzo de cada deportista para llegar al podio pueden ser muy conmovedoras, pero resulta deprimente enterarnos que en ocasiones el esfuerzo sólo sirve para la fotografía del momento, pues la capacidad de quienes podrían convertirse en los timoneles del deporte suele ser menospreciado, como fue el caso de Joaquín Capilla, ganador de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948, de plata en Helsinki en 1952 y oro en Melbourne 1956, pero murió no sólo y en la pobreza, sino en un inmerecido olvido.

•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y
fundadora de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Lotes del delitoColumnas
2019-08-16 - 03:48
Sueños y recuerdos de Lezama LimaColumnas
2019-08-16 - 03:44
Cuando el interés ya no es suficienteColumnas
2019-08-16 - 03:39
IngresosColumnas
2019-08-16 - 03:35
Línea 13Columnas
2019-08-16 - 03:32

+-