facebook comscore
Formas caprichosas y futuristas reciben a los visitantes del Jardín Escultórico del MAM

Formas caprichosas y futuristas reciben a los visitantes del Jardín Escultórico del MAM

Entornos miércoles 26 de diciembre de 2018 - 13:33

El Museo de Arte Moderno (MAM) del Instituto Nacional de Bellas Artes, presenta en su jardín de 15 metros cuadrados, 67 esculturas de grandes artistas del siglo XIX.

Creaciones con formas caprichosas, futuristas, figuras humanas, geométricas, elaboradas en bronce esmaltado, lámina de acero, piedra, mármol, piedra volcánica, madera, hierro esmaltado, se distribuyen en ese espacio. Colección que tuvo su origen en las dos primeras Bienales de Escultura realizadas en los años setenta, cuya sede fue el MAM.

En el Jardín Escultórico, podrás encontrar las obras de Manuel Felguérez, Juan Soriano, Germán Cueto, Luis Ortiz Monasterio, Juan José Díaz Infante, Hersúa, Vicente Rojo, Sebastián, son algunos de los nombres de los autores de las piezas que han pasado a formar parte del paisaje museístico.

Además, Juan José Díaz Infante, el arquitecto que diseñó la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO), la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), entre otros; como escultor exploró con nuevos materiales y le interesaba la idea del futuro, cómo la humanidad iba a transitar hacia otros espacios y otras formas de vida, en ese contexto hizo un iglú que imaginó como la casa del futuro y llamó Kalikosmia.

Entre las más importantes y representativas está La serpiente, de Mathias Goeritz, la cual estuvo en el patio de su casa, ahora convertida en el Museo Eco de la UNAM, fue trasladada al MAM en los años setenta e incluso durante mucho tiempo fue el logotipo del museo.


En el jardín también hay obras que con el paso del tiempo se reintegrarán a la naturaleza, tal es el caso de la pieza de Ricardo Rendón, Bosque desnudo, elaborada con troncos que fueron decomisados por el gobierno por la tala clandestina, a quien se los donaron y él a su vez donó la pieza al recinto.

Otro de los atractivos con los que cuenta el Jardín Escultórico del MAM es la fuente restaurada por Laureana Toledo, que tiene un ojo, y el lagrimal es por donde fluye el agua.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

MM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -