laopcionnota
Fragmento El Laberinto Del Fauno

Fragmento El Laberinto Del Fauno

Entornos miércoles 14 de agosto de 2019 - 04:38


Poco después de que terminara nuestra historia, el bosque volvió a quedarse vacío. Algunos años pasaron y el musgo y la tierra recuperaron lo que quedaba del molino.

La historia olvidó a Vidal, pero también a Mercedes, a Pedro, al doctor Ferreiro y a todos los demás que sacrificaron su propia felicidad, e incluso su vida, para luchar contra el fascismo. España quedó bajo el yugo de Franco durante décadas, y los aliados traicionaron a los rebeldes, porque no les parecían aliados útiles contra su nuevo enemigo, la Unión Soviética.

En cuanto a Ofelia, a la mañana siguiente de su muerte, una pequeña flor pálida brotó de una rama de la vieja higuera que había liberado del sapo. Creció en el lugar exacto donde Ofelia había colgado su ropa nueva para mantenerla a salvo mientras llevaba a cabo la primera tarea que le encomendara el fauno.

Los pétalos de la flor eran tan blancos como el delantal que su madre había confeccionado para ella, y en su centro surgió un sol amarillo lleno de polen y de vida.

Unos años después, un cazador pasó por el molino incendiado y el laberinto. No pudo resistir la tentación de cruzar el arco de piedra y estuvo perdido en los antiguos pasadizos hasta llegar a pensar que jamás encontraría la salida.

Sin embargo, finalmente, el laberinto lo condujo de vuelta al arco, y se sintió tan agotado que se tendió debajo de la higuera, que para entonces estaba en plena floración, adornada de flores y hojas.

El cazador se quedó dormido a la suave sombra de la higuera y en sus sueños escuchó la historia de una princesa nacida de la luna pero enamorada del sol. Volvió a su aldea y contó a todo aquel que estuviera dispuesto a escucharlo que el viejo árbol le había susurrado una historia que terminaba de esta manera:

Y se dice que la princesa Moanna regresó al reino de su padre y gobernó con justicia y buen corazón durante muchos siglos. Que su pueblo la amó, y que dejó pequeños rastros de su tiempo en la tierra, visibles sólo para aquello que saben dónde buscar.

Siempre son pocos los que saben dónde buscar y cómo escuchar, pero para las mejores historias, esos pocos son suficientes.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-