facebook comscore
Francisco Toledo, el niño rebelde que volaba cometas

Francisco Toledo, el niño rebelde que volaba cometas

Columnas lunes 09 de septiembre de 2019 - 02:42

Francisco Toledo era renuente a las entrevistas y cuidaba muy bien sus derechos de autor. Meticulosamente giraba instrucciones sobre cómo sí usar su imagen y cuándo no.

Imposible si se trataba de promover algo más que no fuera su trabajo o con previo acuerdo de él y de su equipo.

Las entrevistas, muchas veces las concedía pero las terminaba dando su hija Natalia Toledo, por cierto, ahora con cargo público en la cuarta transformación.

Así, Francisco Toledo se hizo de su propia leyenda en el arte. Dosificó sus apariciones públicas. Generó controversia solo sobre los temas en los que se comprometió para su defensa social activa. Llevó su problema de cáncer en la intimidad y se anunció su muerte en un breve mensaje familiar a través del Facebook oficial del artista, pidiendo respeto a sus más allegados.

Sus pinturas y esculturas con las que formó su propio bestiario hablaban por él. De su infancia en medio de los sonidos de las grullas, los sapos y los murciélagos en la fértil Oaxaca y con alto contenido sexual. Se sabe también por otras referencias -de investigadores, agraviados o escritores- que Toledo tuvo hijos con la socióloga Elisa Ramírez Castañeda. Su última pareja fue Trinne Ellitsgaard, originaria de Dinamarca artista del Tejido.

Es quizá su historia más famosa la que tuvo con Bona Tibertelli, amante durante 10 años del poeta Octavio Paz. Simultáneamente, esposa del escritor y famoso crítico literario francés André Pieyre de Mandiargues, quien apoyó a Paz a ser publicado en París.

Finalmente ella dejó a Paz, a punto de casarse con él, por el recién llegado a París, el indígena pintor, de 20 años: Francisco Toledo.

Traición que Octavio Paz nunca perdonó y que fue reseñada por Piyere en una carta donde escribió a su amigo Paulhan:”Ya sabrá usted, probablemente, que Bona ha cambiado de mexicano.

Ha prescindido de Octavio con una prontitud que hasta a mí me sorprende. Se fue a Mallorca con un muy joven pintor, indio puro de esa región del Istmo (Juchitán) en la que aún reina el matriarcado… Ha dejado también a Paz por otro mexicano, esta vez uno de pura sangre indígena” .

Toledo se mantuvo activo hasta sus últimos años. Apoyó a la reconstrucción vernácula de Juchitán luego del sismo del 2017. Procuró la conservación de zonas ecológicas y luchó toda su vida por la construcción, difusión y resguardo de la identidad oaxaqueña.

En entrevista se limitaba a responder sobre los significados a los periodistas que preguntaban “Maestro: ¿Qué quiso decir con esta obra? Y el solo respondía: No lo sé tendrá que llevarme al psiquiatra para que le responda”.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Reinterpretarnos Columnas
2019-12-06 - 00:06
Los motivos de Karen Columnas
2019-12-06 - 00:01
Tiraditos Columnas
2019-12-06 - 02:49
Medios, negocios y corrupción Columnas
2019-12-06 - 02:48
FALTO VISION EN MICHACAN 2019 Columnas
2020-01-01 - 02:46
La guerra que mata la democracia Columnas
2019-12-06 - 02:32
+ -