laopcionnota
Fuego devora el cœur de París y la cultura europea
Fuego devora el cœur de París y la cultura europea

Entornos martes 16 de abril de 2019 - 04:26


POR MARTHA ROJAS


Al filo de la media noche del lunes cientos de parisinos se congregaron a los alrededores del Sena para entonar el Ave María ante lo que quedó de la Catedral de Notre Dame, que horas antes y frente a la mirada atónita de turistas y franceses fue consumida en tres cuartas partes por un dantesco incendio.



Aunque consagrados en los ideales de la fraternidad, la solidaridad y la libertad, la iglesia de estilo gótico — construida hacia 1163— era para los franceses y los europeos un símbolo de identidad; un inmueble que avistó importantes momentos históricos, desde la coronación de Napoleón y Josefina, en 1804; pasando por la beatificación de Juana de Arco; hasta el final de la II Guerra Mundial para el país, en 1944.



“Todos los caminos de Francia se cruzan bajo sus arcos, todos los recuerdos, los sueños y las fracturas de una nación”, dijo el Presidente Emmanuel Macron al pie de la Catedral mientras cerca de 400 bomberos sofocaban los últimos indicios de humo en los casi 5 mil metros cuadrados que ocupa Nuestra Señora de París.

La investigación judicial en torno al siniestro está en curso.



Se cree que el incendio, que consumió el techo de roble y la aguja de 90 metros de alto que adornaba la nave principal, está asociado a las obras de remodelación que iniciaron el 11 de abril pasado y que habrían concluido en 2021.



El gobierno galo había destinado cerca de seis millones de euros (7.13 mdd) para arreglar las gárgolas, las quimeras y el techo dañado pero ahora la suma se torna insuficiente.



Macron lo dijo bien: bajo los arcos de Notre Dame se cruzan todos los recuerdos, lo sueños, las fracturas y los caminos del pueblo laico que ayer lloraba como si cumpliera con uno de los fastuosos designios que Víctor Hugo imaginó en Nuestra Señora de París.



"Todos los ojos se habían levantado hacia lo alto de la iglesia". Ícono de la arquitectura gótica, la iglesia estaba por exhibir este viernes la corona de espinas con la que presuntamente Jesús fue clavado a un madero, así como uno de los clavos que perforaron sus muñecas, aunque los vestigios se encuentran a salvo, pasarán muchos años para que vuelvan a exhibirse en Notre Dame.



La tragedia sólo puede ser equiparable a la pérdida de la Biblioteca de Alejandría, la destrucción del Templo de Artemisa y el ocaso de las siete maravillas del mundo antigüo.



Ayer, en menos de cuatro horas y ante la mirada impotente del mundo moderno, la cultura occidental perdió uno de sus referentes. Comprobó que le temps detruit tout (el tiempo destruye todo)



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-