facebook comscore
Glasnost y Perestroika Latinoamericanas

Glasnost y Perestroika Latinoamericanas

Columnas viernes 15 de noviembre de 2019 - 02:38

Buscando información para escribir un par de textos respecto a la caída del Muro de Berlín me topé con par de conceptos que, si bien hoy están totalmente en desuso, a finales de los ochentas significaban toda una revolución en la manera de entender el cambio tanto político como económico y que, paradójicamente, hoy vuelven a ser útiles para el análisis: Glasnost y Perestroika.

Previo a la caída de la URSS su entonces líder, Mijaíl Gorbachov, se dio cuenta de que la economía soviética era insostenible y buscó transformarla, mediante la llamada “Perestroika”, liberalizándola, removiendo lastres e ineficiencias que la planeación centralizada había acumulado y acercándose al mercado. Asimismo, se dio cuenta de que era imposible lograr la liberalización económica si el Gobierno seguía siendo cerrado, discrecional y propio de un estado policiaco por lo que, mediante la “Glasnost”, buscó abrirlo y hacerlo más responsable de cara a su ciudadanía. Al final la historia no perdonó los excesos y contradicciones de “comunismo real” en Europa, que colapsó en la década de los noventa.

Sin embargo, y más allá del desenlace del llamado “Pacto de Varsovia”, el planteamiento de Gorbachov fue muy atinado para mostrar la necesaria vinculación que existe entre el sistema económico y el político. En México, por citar un ejemplo, se criticó al presidente Salinas de Gortari por impulsar una acelerada transformación económica (Perestroika mexicana), con la liberalización del país y su integración a la internacionalización comercial vía TLCAN, que no tuvo su contraparte en lo político (Glasnost), donde se buscó mantener el carácter y autoritario y poco democrático del PRI, para que al final las contradicciones entre ambos desataran las crisis tanto política como económica de 1994 y 1995.

En la actualidad pareciera que el presidente López Obrador busca llevar a cabo su propia transformación del país para llevarlo a su paradisiaca, aunque onírica, delirante y muchas veces contradictoria, Cuarta Transformación.

En lo político queda más o menos claro hacia donde quiere llevar su muy particular anti Glasnost, removiendo las instituciones autónomas que se construyeron en los noventas para acotar el poder presidencial, regresando temas ciudadanizados (como la salvaguarda de los derechos humanos o la organización y la calificación de las elecciones) a la discrecionalidad presidencial o abrogándose la capacidad de intervenir en la economía a costa de los intereses de la iniciativa privada.

Sin embargo, en lo económico no hay claridad, rumbo o resultados. Queda claro que al presidente López Obrador le da alergia la globalización, pero pareciera estar consiente que es una realidad que existe más allá de su control; del mismo modo, los mercados financieros y las decisiones de inversión de los empresarios son otros temas que parecieran darle salpullido, por lo que prefiere únicamente considerar a aquellos sobre los que tiene algún grado de influencia, como el empresariado nacional, olvidándose de los tomadores de decisiones internacionales.

El país se aferra únicamente al diferencial de tasas de interés con los Estados Unidos para atraer inversión de cartera; sin embargo, y como muestra de nuestras contradicciones, en lo político se lanza una muy mala señal al vulnerar el estado de derecho con el zafarrancho en el Senado para la elección de la nueva titular de la Comisión de Derechos Humanos y, en lo económico, aumenta la presión para que Banco de México siga reduciendo sus tasas de interés, aunque eso no alcance para reactivar la economía y sí ponga en riesgo la llegada de inversiones que mantienen al tipo de cambio. Ya por eso UBS y Morgan Stanley levantan dudas sobre la viabilidad mexicana.

Anti Glasnost sin Perestroika, camaradas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-01-24 - 00:16
Los tres strikes de Gertz Manero Columnas
2020-01-24 - 00:15
Ataque gaschicolero Columnas
2020-01-24 - 01:51
Línea 13 Columnas
2020-01-24 - 01:49
Los precandidatos en la CDMX Columnas
2020-01-24 - 01:31
El tiempo vale más para Paola Pliego Columnas
2020-01-24 - 01:25
+ -