facebook comscore
Golpe de Estado, ¿de dónde saca eso?

Golpe de Estado, ¿de dónde saca eso?

Columnas lunes 04 de noviembre de 2019 - 02:26

En lo que va de la gestión, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha citado en dos ocasiones la frase “golpe de Estado”, la primera la hizo cuando tomó protesta como Presidente constitucional de México, en la Cámara de Diputados, y la más reciente, el pasado viernes al asegurar que tenía el apoyo de la mayoría de las personas para evitar que le orquestaran un movimiento militar para derrocarlo.

Me llama mucho la atención que el jefe del Ejecutivo exprese en estos momentos de crisis política la frase “golpe de Estado”, lo que lleva a reflexionar si el tabasqueño tienen algún indicio, por mínimo que sea, de que al interior del Ejército mexicano existiera una intentona de rebelión de los militares ante la serie de acciones en los que éstos han sido humillados por todo tipo de delincuentes.

Es bien sabido que la actuación del general secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, de hacer público y en cadena nacional el nombre del coronel de caballería e integrante del grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN) molestó sobremanera a altos mandos militares y a la tropa en general porque por sobre cualquier persona, incluyendo al Presidente de México, está su obligación de salvaguardar la integridad física de sus subalternos.

Para ellos, el hecho de revelar el nombre del supuesto responsable del operativo fallido para capturar al Chapito Ovidio Guzmán es una traición a las bases militares y eso enciende los focos de que cualquiera puede ser exhibido como inepto y ponerlo a él, así como a su familia, en riesgo de ser asesinados por el narco.

Muy pocos de los que observamos la orden del Presidente López Obrador al secretario Sandoval vimos como el titular de las fuerzas armadas caminó despacio, cabizbajo y nervioso ante el pódium donde por órdenes de su máximo jefe, el Presidente de la República le pedía dar a conocer el nombre del culpable de que el operativo para capturar a Ovidio Guzmán fuera un verdadero fracaso.

Los militares se manejan por códigos muy firmes y severos, primero está su obligación de defender a la patria de invasiones extranjeras, luego proteger y guiar a sus elementos y posteriormente servir al jefe de las Fuerzas Armadas que recae en la figura presidencial.

Hace unos días, el general Carlos Gaytán Ochoa dio un discurso fuerte y muy crítico de la situación polarizada en la que se encuentra nuestro país, pero también dejó en claro que los soldados están lastimados porque en once meses que lleva la administración lopezobradorista han sido violentados, obligados a rendirse, a aceptar humillaciones y a quedar como unos cobardes ante el pueblo mexicano.

¿Qué está pasando para que el Presidente López Obrador esté preocupado por un golpe de Estado?

Eso no le convendría al país en ninguna circunstancia.

•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y
fundadora de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Yo soy Dolemite Columnas
2019-11-14 - 00:05
Sonia Rojas Castro Columnas
2019-11-14 - 02:45
Tiraditos Columnas
2019-11-14 - 02:44
Bolivia: auditoría electoral Columnas
2019-11-14 - 01:11
La justicia constitucional del Siglo XXI Columnas
2019-11-14 - 02:01
El peor error de Evo Columnas
2019-11-14 - 02:57
+ -