Google recuerda la efervescencia del Pachuco De Oro

Google recuerda la efervescencia del Pachuco De Oro

Entornos viernes 20 de septiembre de 2019 - 03:12


RICARDO SEVILLA

Germán Valdés Tin Tan —un tipo que cantaba, actuaba y realizaba pasmosos doblajes en películas infantiles— fue un actor en permanente efervescencia cómica.

Vestido —él preferiría decir “muy bien ajuareadito”— con un pantalón de pinzas holgado, una camisa de cuello grande y mal anudada con una corbata ancha, una gabardina doblada hasta los codos, un sombrero italiano con una pluma y gastando un par de zapatos bicolor, Germán Valdés fue un hombre que supo imponer su carisma a fuerza de gritos y carisma.

Hijo de un oscuro agente aduanal, el joven Germán solía escaparse “al otro lado”, donde visitaba El Paso. Ahí, atusándose el —todavía— pequeño bigote que caracterizaría a su personaje, pudo observar —y ulteriormente adoptar— el lenguaje rebelde de los jóvenes chicanos que, como un gesto contestatario, utilizaban el zoot suit.

Al muchacho —que en su español cantadito mezclaba palabras en inglés— le tentaba la actuación. Y pese a que era un histrión natural, jamás pudo interpretar un papel melodramático. Además de todo, no le agradaba estudiar los libretos. No obstante, poesía el don del ingenio. Dicho en otras palabras fue un gran chispeante improvisador.

A diferencia de tipos como Manuel Palacios “Manolín”, Adalberto Martínez “Resortes” o el mismo Antonio Espino “Clavillazo” —personajes burlescos o bailarines impolutos que entretuvieron a muchos, pero emocionaron a pocos—, Tin Tan disfrutaba de un caudal de recursos lingüísticos y paródicos que le permitieron adecuarse a cualquier escena.

Pese a que al comienzo de su carrera el tipo ganaba un bicoca, Gilberto Martínez Solares —director que muchos consideran creador de la carrera cinematográfica de Tin Tan— se encargó de contarle a todos que el actor llegó a gozar de bastantes lujos durante sus años dorados.

Y así fue. En muy poco tiempos, la mirada clasemediera del protagonista de El revoltoso se fue acostumbrando plácidamente a la frívola atmósfera a la que tanto había aspirado a ingresar y a la que, en estricto sentido, tan poco trabajo le había costado llegar.

Este hombre —que se presumía mujeriego porque “era muy inquieto como para encontrarle méritos a la fidelidad”—, no sólo supo traducir su papel de granuja, aprovechado, vago y calavera en un personaje que cayó simpático en el público, sino que también supo obtener de él muy buenas ganancias. Actor de genio personal, que acompañó de un buen número de escenas incoherentes y escenas disparatadas, Tin Tan —o Germán Genaro Cipriano Gómez de Valdés y Castillo (1915-1974)— es un personaje que ya hubieran querido para sus libros Ionesco o Dario Fo.

No cabe duda que Tin Tan protagonizó bastantes —buenas— películas. Pero como suele ocurrir, el comediante abusó de su personaje, y cayó en el error de mostrarle al público cómo iba envejeciendo. Qué abismal diferencia se observa entre El rey del barrio (1950), El bello durmiente (1951) o El Ceniciento (1952) frente a cintas desafortunadas como En peligro de muerte — donde comparte créditos con el infumable dúo chocarrero de Viruta y Capulina— o El capitán Mantarraya, donde, como buen hermano, les escribió un papel a Ramón Valdés y Manuel “Loco” Valdés. No deja de ser triste que en el ocaso de sus días a un cómico que, en escena, era capaz de devorarse a cualquiera de sus compañeros en actuación: llámese Marcelo, Pedro Infante o Silvia Pinal, haya terminado practicando un humorismo de opereta. Afortunadamente, el Pachuco de Oro y el versátil cómico que fue, seguirá emocionándonos debido a que, mediante un collage lingüístico sin igual, logró popularizar el espanglish y elevó la denostadísima imagen del antihéroe que es capaz de salir bien librado —y victorioso— hasta en las situaciones más adversas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

El 2 de septiembre será elEntornos
2019-10-11 - 09:10

+-