facebook comscore
Gotera droga y asesina a abogado en hotel de BJ

Gotera droga y asesina a abogado en hotel de BJ

Ciudades martes 03 de septiembre de 2019 - 04:13

POR CARLOS JIMÉNEZ

Durante día y medio familiares y amigos buscaron a Carlos Cordero. Lo último que supieron de él fue que acudió a un antro al sur de la ciudad, que estuvo divirtiéndose en el lugar y que salió ya de madrugada. Le llamaron por teléfono, rastrearon su carro, difundieron su rostro en redes sociales… pero nada.

▶ Cuando lo hallaron, estaba muerto: la policía capitalina lo encontró dentro de la habitación de un hotel de paso, en la alcaldía Benito Juárez. Estaba sobre la cama, casi desnudo, tapado con una sábana y una cobija.

Una mujer que entró con él, lo abandonó ahí. Antes de irse le robó el teléfono, la cartera, el reloj y dinero. Hasta ahora, todo hace suponer que esa mujer lo drogó, le quitó todo lo que pudo, y finalmente escapó.

El personal del hotel la vio salir. “Ahí se queda dormido”, le dijo a uno de los trabajadores, y se fue.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) ya busca a esa mujer. El caso lo investiga la Fiscalía Desconcentrada en Benito Juárez, y quedó bajo el número de expediente CI-FBJ/BJ1UI-1/S/D/5694/09-2019/.

Carlos Cordero era un joven abogado laboral. El sábado por la noche fue al Asha Bar, ubicado en la alcaldía Álvaro Obregón. Ahí estuvo durante horas. Ya por la mañana salió del lugar.Eran alrededor de las 6:00 cuando se fue. Y es que el centro nocturno, termina de operar hasta las 7:00.

Hasta ahora, las autoridades no saben con exactitud si salió de ahí acompañado de una mujer, o le llamó por teléfono a una sexoservidora con la que se reunió después.

Lo que tienen registrado es que alrededor de las 6:30 de la mañana Carlos Cordero llegó a un hotel de paso en la colonia Del Valle. Se trata del Pirámides, ubicado en el número 632 de la calle José María Rico.

Entró en su auto, un Lancer color plata, placas H81-AEW. Iba acompañado de una mujer, y alquiló una habitación. Le dieron la número 30. Al parecer hizo un pago por 10 horas.

El personal del hotel asegura que sólo dos horas y media después de llegar, alrededor de las 9:30 de la mañana, la mujer que iba con Carlos se fue de ahí.

“Ahí se queda dormido”, le dijo a uno de los empleados.

En un principio a nadie le preocupó. Pero conforme pasaron las horas y no había noticias, gente cercana a él y familiares comenzaron a buscarlo.

Le llamaron por teléfono y no contestó. Les preguntaron a sus amigos, y nada.

Alrededor de las 11:00 de la noche, el recamarero Fabián Flores fue a la habitación para avisarle a Carlos que su tiempo había terminado. Sin embargo, cuando abrió, el hombre estaba muerto.

En el tocador había una cajetilla de cigarros, también una caja de condones, pero el resto de sus cosas no estaban.

Al lugar llegaron paramédicos y un elemento de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, del sector Del Valle, el agente Carlos Eduardo Martínez. Solo certificaron la muerte de Carlos. Su cuerpo fue retirado por el personal de la procuraduría capitalina. También se llevaron su carro que quedó ahí.

A esa hora su familia y sus amigos continuaban buscándolo.

Ayer por la mañana difundieron su fotografía en redes sociales y pidieron ayuda para buscarlo. Fue alrededor del medio día que les avisaron que a Carlos lo habían encontrado muerto en la habitación de un hotel.

Agentes de la Policía de Investigación (PDI) analizan ya las cámaras del Asha Bar y del hotel para ubicar a la principal sospechosa de la muerte del joven abogado.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -