Había una vez en Hollywood

Había una vez en Hollywood

Columnas jueves 12 de septiembre de 2019 - 04:12


Once Upon a Time in Hollywood (título original) noveno filme del director, relata la historia de los amigos, Rick Dalton y Cliff Booth, (Leonardo DiCaprio y Brad Pitt), un actor medianamente encumbrando y casi con un pie en el olvido, encasillado en los roles de Cowboy del Oeste!; el otro, su doble acción, mensajero, chofer y protector. Ambos viejas glorias de un Hollywood cambiante que sabe a viejo. A la par de esto se nos relata la historia de la joven actriz Sharon Tate, novia del director de moda Roman Polansky. La representación del nuevo Hollywood.

El tan esperado noveno filme de Tarantino es una mezcla que nunca cuaja, raro en un director que se ha dedicado en toda su filmografía a unir historias, a ir de atrás hacia adelante, a brincar sobre su trama una y otra vez y acomodar el montaje de tal manera que uno no se pierde entre la maraña de historias, y se interesa en sus personajes.

En esta mezcolanza queda claro la admiración y el cariño que tiene por el Hollywood de antaño pero pareciera que nunca encontró el hilo conductor de su historia.

Tarantino está desequilibrado, muchos pies en pantalla, mucha verborrea sin encanto, buenas actuaciones por parte de Pitt y Margot Robie, una ligera sobre actuación de DiCaprio, muchos homenajes al cine del viejo Hollywood y al cine italiano del 68, que se contrapone a la edición y al montaje, imperdonable en un director que desde sus primero filmes ha basado gran parte de la efectividad de estos en el timing, el montaje, la edición y la dirección de sus actores.

Once Upon a Time In Hollywood vuelve a tocar la historia real, como lo hizo en Bastardos sin gloria, en donde se congraciaba con el mundo entero asesinando a Hitler, pero a diferencia del sexto filme de Tarantino, aquí nunca se muestra el peligro real al que estuvo expuesta Sharon Tate, jamás se adentra en la locura de la secta de Charles Manson, y es por ello que el final pierde fuerza y resulta solo entrañable para quienes conozcan la infame muerte de Tate, su hijo no nato y su grupo de amigos, o para quienes disfruten la violencia explicita de la cual ha hecho gala. Cabe mencionar también que es el menos violento de su filmografía.

Había una vez en Hollywood es el cuento de hadas fallido que pudiendo ser más crítico con el star system hollywoodense como lo hicieron Shane Blak con The Nice Guys o Allen Coulter con Hollywood Land, se queda en el Había una vez… es cuento de hadas lleno de referencias tanto propias (Antonio Margheriti para los menos avispados) como externas en el carisma de sus protagonistas y sus cameos (Al pacino, Kurt Russell, Dakota Fanning, entre muchos otros) aunque dudo que eso aleje de la taquilla a su fanaticada.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Jalisco se suma al patrimonio culturaColumnas
2019-09-20 - 01:50
Mexicanos al grito de gol...Columnas
2019-09-20 - 01:48
Historias Por ContarColumnas
2019-09-20 - 01:46
Adriano, un gran pacificador: YourcenarColumnas
2019-09-20 - 01:44
Y el muro, va…Columnas
2019-09-20 - 01:38
IngresosColumnas
2019-09-20 - 01:36

+-