facebook comscore
Hechos y dichos

Hechos y dichos

Columnas martes 10 de septiembre de 2019 - 02:49

En estos días mucho se habla de las nubes negras que están por llegar a la economía de Estados Unidos, sobre todo a raíz de que la Reserva Federal del Tesoro (FED) dio a conocer que los Bonos a dos años pagarán más que lo de 10 años, lo que casi siempre es la antesala recesión económica.

No sólo en el país de las barras y las estrellas el panorama parece cuesta arriba, en China se está creciendo a un ritmo lento, el más bajo en los últimos 17 años; en Europa las inversiones generan un costo más que una ganancia; además de que el PIB de Alemania se contrajo 0.1 por ciento en el segundo trimestre del año, y en Reino Unido el retroceso fue mayor de 0.2 por ciento.

Hasta aquí ni como refutar los hechos, los datos duros que tanto defiendo; sin embargo, quiero que reflexionemos sobre “otros datos” que nos llevan a dudar sobre lo ¿negro? de este panorama.

La historia de Estados Unidos demuestra que cuando las tasas de desempleo están por abajo del 4 por ciento, existe una amplia posibilidad de una reelección presidencial (ya que aprueban su gestión económica) hoy la tasa esta en 3.7 por ciento, la más baja en los últimos 50 años y sus indicadores marcan que continuará por este rumbo. Un análisis del Instituto Brookings concluye; existe menos de 10 por ciento de probabilidades de que ocurra una recesión durante los doce meses posteriores a estos datos del empleo.

Cifras del Departamento de Comercio estadunidense muestran que las ventas al por menor crecieron el pasado julio 0.7 por ciento, que da un aumento de 3.4 por ciento anual.

Hay que recordar que las compras suelen relacionarse con las expectativas que tienen las personas sobre su crecimiento económico y de la economía en general. Así, los índices de confianza del consumidor son otro elemento relevante a la hora de pronosticar la llegada de una recesión. Especialistas de Morgan Stanley acaban de manifestar que una caída de 15 por ciento anual del índice de confianza del consumidor puede ser un preámbulo de recesión.

Por último, las tasas de interés que paga la FED están por el orden de 2.25 por ciento, lo que aparentemente da poco margen para impulsar la economía. Sin embargo, en el contexto internacional de hoy y tras la decisión de China de devaluar su moneda, al gobierno de Donald Trump le preocupa que el diferencial en las tasas de interés se mantenga al dólar muy alto restando competitividad a las exportaciones.

Ante una recesión la FED cuenta con la posibilidad de bajar sus tasas, sobre todo al considerar que en Europa están en cero o por abajo.

•Doctora en Relaciones Internacionales.
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Se extraña una comisión Columnas
2019-11-12 - 23:04
La máquina del horror Columnas
2019-11-12 - 22:58
Linea 13 Columnas
2019-11-12 - 22:40
La ciudad de las protestas Columnas
2019-11-12 - 22:22
Las Dos Lecciones del Domingo Columnas
2019-11-12 - 22:12
+ -