facebook comscore
Historia de un matrimonio

Historia de un matrimonio

Columnas jueves 19 de diciembre de 2019 - 02:04

Mis reticencias tenían a la hora de entrarle a este filme producido directamente por Netflix, debido a varios puntos. El principal de ellos es que tantas críticas positivas de un filme, debería de ser una invitación para entrarle al mismo con cierto recelo. Dar al público lo que quiere no siempre significa que sea bueno.
La primicia es sencilla: un matrimonio esta por divorciarse Charlie (Adam Driver) es productor de teatro en New York y apunta a los grandes escenarios de Broadway. Nicole (Scarlet Johnasson) es su actriz principal, que a últimas fechas ha conseguido el papel principal en una serie de televisión que se filmara en Hollywood, esto es el detonante para que el matrimonio en cuestión decida divorciarse.
El divorcio aparentemente en buenos términos, y con miras a una reconciliación futura, se va por la borda cuando la productora de Nicole le recomienda que se acerque a su abogada para que ella gane mayores beneficios en el término de la relación… y así comienza el drama de más de horas de duración, tan soporífero como pretenciosos.
Baumbach ha recalcado que su filme está basado en la experiencia personal de su divorcio y esto es tan recalcitrante en esto, que el personaje de Adam Driver ( Baumbach) es quien más la lleva de perder, quien termina siendo el fantasma de la familia- extraño que el mundo feminista no se esté quejando de ello.
Historia de un matrimonio no sostiene ni medio Round frente al Blue Valentine de Cianfrance o el Kramer vs Kramer de Benton y esto es porque Baumbach no profundiza en nada, considera que colocar escenas mediamente filosóficas – la puerta que se cierra entre ambos, o el tubo del metro que los divide- generan algo, tiene tanta prisa por hacerse el mártir, que todo en el filme es dialogo, y de las pocas escenas que muestran son las de inicio, en donde se nos narra las particularidades positivas de cada miembro del matrimonio.
Dentro de este “dramedy” que se está queriendo vender como desgarrador, lo más rescatable son las actuaciones de Driver y Johansson, sin ignorar a los abogados Laura Dern y Ray Liotta, que un ojo más clínico, más crítico y menos berrinchudo, hubieran dado mucho mejores escenas y diálogos. Y en efecto, la palabra que le queda a este filme es berrinchudo, de ahí que no me guste la “gran” escena de la discusión entre la pareja -llena de memes por cierto- entre el golpe tibio de él al muro y los pataleos en el piso por parte de ella.
Aburrido, pretensioso y hueco… claro un filme perfecto para esta generación. Para los más aventurados, los invito a ver los filmes que ya mencione con anterioridad.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Vucetich a Chivas; revancha en un grande Columnas
2020-08-11 - 07:25
Tiraditos Columnas
2020-08-11 - 01:00
El presidente siembra a largo plazo Columnas
2020-08-11 - 01:00
Libertad de decidir en riesgo en Oaxaca Columnas
2020-08-11 - 00:46
López Obrador: ¿Amenaza para México? Columnas
2020-08-11 - 00:43
+ -