laopcionnota
Hitchcock, maestro del suspenso, a 120 años de su nacimiento

Hitchcock, maestro del suspenso, a 120 años de su nacimiento

Tendencias martes 13 de agosto de 2019 - 14:13



Por Osvaldo Córdova

Nunca ganó un Oscar como mejor director, sólo uno de sus filmes -“Rebecca”- obtuvo ese galardón por mejor película, le tenía fobia al huevo y a sus propias cintas, además fue pionero en los cameos al aparecer en 39 de sus filmes, así era Alfred Hitchcock, el maestro del suspenso.

Un día como hoy de 1899 nació en Laytostone, Inglaterra, Alfred Joseph Hitchcock, quien desde sus inicios en el cine implementó técnicas que caracterizan a los géneros cinematográficos del “suspense” y el “thriller” y que en la actualidad siguen vigentes al influir a autores modernos como David Fincher, Martín Scorsese y Brian de Palma, entre otros.

El destacado cineasta francés Francois Truffaut colocó a Hitchcock al nivel de escritores como Kafka, Dostoyevsky y Edgar Allan Poe por su manera de describir la ansiedad y paranoia del hombre.

El joven que en su adolescencia se inclinaba por leer revistas de cine, y su afición eran las películas de cine mudo de Charles Chaplín y Buster Keaton, en su carrera fílmica se caracterizó por el excelente manejo del lenguaje cinematográfico con el que logró recrear atmósferas que producían una experiencia de tensión en el espectador hasta el final de sus historias, al tiempo que también lo convertía en voyerista.

Hitchcock se empezaba a revelar como el genio del cine, cuando llevó a cabo su primer filme sonoro “La muchacha de Londres”, originalmente un título mudo, que significó también la primera película británica sonora.

Su debut en Hollywood fue “Rebecca”, a la que le siguieron títulos como “Sospecha”, “Matrimonio Original”, “Náufragos” y “La Soga”.

Poco a poco fue desarrollando sus técnicas y novedades en el montaje fílmico, para provocar el miedo y el suspenso, lo que se vio reflejado en películas como “Pánico en la escena”, “Extraños en un tren” y “Crimen perfecto”.

En una ocasión confesó que tenía miedo a sus propias obras, porque le parecían demasiado "escalofriantes". "No sé cómo la gente soporta ver mis películas", dijo.

Ya nacionalizado estadunidense, su cúspide de la fama llegaría en 1960 con Psicosis, una cinta que se convertiría en un clásico del suspenso, y que a casi seis décadas de su estreno sigue marcando pauta en este género.

Y es que una escena clásica del cine mundial es aquella de la bañera en la que se observa el asesinato de Marion Crane, pues con un manejo de fascinante de los planos y la música logró recrear un momento irrepetible del séptimo arte.

Con esta obra maestra, Alfred Hitchcock recibiría su última nominación al Oscar, premio que se le negó como mejor director hasta 1968 que la Academia decidió otorgarle el Oscar Honorífico por su trayectoria.

Amante del sentido del humor negro solía hacer bromas raras y crueles, pues investigaba a qué tenían miedo sus colaboradores y colegas de Hollywood para enviarles regalos con arañas o insectos.

Otra de sus peculiaridades fue su preferencia por las actrices rubias: Grace Kelly, Joan Fontaine, Janet Leigh, Ingrid Bergman, ello según dijo se debía a que las mujeres de cabello rubio "son las mejores víctimas, son como nieve virgen que muestra las huellas de sangre".

Entre sus trabajos más notables se encuentran “Vértigo” y “Los pájaros”, ya para su última etapa de cineasta filmó “Frenesí” y “La Trama”.

En 1979 fue honrado como Caballero de la Orden del Imperio Británico, convirtiéndose en Sir Alfred Hitchcock, quien se dio el lujo de incursionar en la televisión con la serie “Alfred Hitchcock presenta”, en cuya cortinilla de inicio aparecía la silueta de perfil del realizador.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-