laopcionnota
Hong Kong

Hong Kong

Columnas viernes 23 de agosto de 2019 - 02:58


La maestra de piano es una conmovedora novela de Janice Y. K. Lee. El libro describe, entre otras cosas, el abandono británico de los habitantes de Hong Kong durante la invasión japonesa que tuvo lugar en la Segunda Guerra Mundial. Digo abandono porque en ese momento Hong Kong era una colonia británica, pero los ejércitos del Reino Unido estaban ocupados en su propia guerra con los nazis, así que Hong Kong temporalmente dejó de ser una prioridad estratégica y Occidente se olvidó de los hongkoneses. El libro presenta un cuadro de las aterradoras vejaciones japonesas a la población hongkonesa en medio de la completa indiferencia occidental.

Viene a mi memoria la novela y su retrato de época cada vez que aparece una nueva noticia sobre las valientes protestas de la juventud hongkonesa en la actualidad. Los periodistas occidentales reportan la heroica resistencia de los habitantes de Hong Kong a los embates del gobierno chino en el marco de la más absoluta indiferencia de la administración de Donald Trump. Ni el gobierno de Estados Unidos ni los integrantes de la Unión Europea parecen interesados en defender las libertades occidentales en Hong Kong. Los jóvenes manifestantes fueron abandonados a su suerte.

Como es sabido, todo empezó con la tentativa de reforma al marco jurídico de las extradiciones en Hong Kong. Hong Kong goza de una normatividad especial más similar a la occidental que al comunismo central chino. Consecuentemente, había temores fundados de que la nueva regulación para extradiciones fuera un pretexto para llevar a los disidentes y críticos del gobierno chino a prisiones en Pekín. Ahí, los encarcelados no gozarían de ninguna garantía jurídica occidental y probablemente nunca volverían a quedar en libertad.

De acuerdo con editorialistas especializados en temas militares, Estados Unidos no tiene la capacidad de defender militarmente un territorio tan claramente ligado a la zona de influencia china como Hong Kong sin detonar un conflicto mayor. Mucho menos los países de la Unión Europea. Concedido.

No obstante, todos los expertos coinciden en que Occidente podría hacer mucho más desde el terreno diplomático para respaldar la exigencia de libertad de los hongkoneses.

Anne Applebaum, prestigiada historiadora del totalitarismo en las repúblicas soviéticas de Europa del Este, escribió la semana pasada un espléndido editorial en el Washington Post sobre la admirable defensa de la libertad en las manifestaciones de Hong Kong. Ella compara esa actitud con la indiferencia del electorado occidental frente a los retrocesos de la libertad política en las llamadas democracias consolidadas. El avance de los hombres fuertes y la reducción del pluralismo en países donde se suponía que esa etapa ya se había superado. Applebaum cita el viejo dicho popular “nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido”. Ojalá lo valoremos antes de que sea demasiado tarde.

•Internacionalista y analista político:
@avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Jalisco se suma al patrimonio culturaColumnas
2019-09-20 - 01:50
Mexicanos al grito de gol...Columnas
2019-09-20 - 01:48
Historias Por ContarColumnas
2019-09-20 - 01:46
Adriano, un gran pacificador: YourcenarColumnas
2019-09-20 - 01:44
Y el muro, va…Columnas
2019-09-20 - 01:38
IngresosColumnas
2019-09-20 - 01:36

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-