laopcionnota
Hospitales de cuarta

Hospitales de cuarta

Columnas viernes 12 de julio de 2019 - 06:04


Tal parece que la crisis que hace algunas semanas fue denunciada en diversos hospitales del sector salud, y en particular del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), se acrecienta. Un caso que se está convirtiendo en un caos no solo para los derechohabientes, sino para el propio personal médico, que ya no encuentra la forma de ser escuchado ocurre en la Clínica del Parque de los Venados, localizada en la alcaldía de Benito Juárez.

En este nosocomio, de acuerdo con reportes, circulares y entrevistas con el propio personal médico, el cuerpo directivo encabezado por María de Lourdes González y el subdirector médico matutino, Antonio René Romero Vera, ambos impuestos por el Jefe de Prestaciones de los hospitales de la zona sur, José Luis Aranza Aguilar, quien tiene esta facultad y respaldo laboral para imponer personal fiel a él, sin respetarse, la trayectoria y escalafón dentro de la misma clínica.

El personal ha denunciado directamente a Aranza Aguilar desde hace al menos tres meses por diversas irregularidades, tanto de forma personal, como por escrito, como han sido falta de equipo médico para los pacientes y diversos acosos laborales a médicos y enfermeras.

Un último caso se dio hace unas semanas cuando una enfermera que es madre soltera fue despedida injustificadamente, debido a que un paciente falleció al convulsionar y caer al suelo desde una camilla que no cuenta con barandales de protección y que fue reportada en diversas ocasiones; sin embargo, la doctora María de Lourdes González hizo caso omiso y prefirió cortar por lo sano antes de que el problema creciera y por ello, determinó despedir a la enfermera.

También se ha denunciado desde hace varias semanas que ninguno de los tres elevadores funciona, la directora del nosocomio ha obligado a camilleros a trasladar a pacientes graves a través de colchones deslizándolos sobre las escaleras.

El personal que ha sido forzado a realizar estas maniobras ha externado su preocupación por que puede ocurrir algún accidente de gravedad; sin embargo, la dirección los obliga a llevar a cabo estas acciones.

Otra de las denuncias que ha resultado de gravedad en esta clínica es que se han detectado delicados actos de corrupción, ya que se continúan otorgando tratamientos de hemodiálisis a pacientes que tienen al menos cinco años de haber fallecido.

Los faltantes reportados que se han registrado por este tipo de tratamiento son de aproximadamente 40 millones de pesos, y las autoridades del IMSS, quizá lo desconozcan, o peor aún, están en contubernio.

Lo cierto, es que este cuerpo directivo tiene que ser investigado y hasta auditado, las indagatorias pueden comenzar con cualquiera de los empleados de esa clínica y de ahí se puede extirpar ese cáncer de la desatención médica y corrupción que ensucia el buen trabajo de médicos y enfermeras que si tienen la bata y el informe puesto.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Línea 13Columnas
2019-07-19 - 02:37
Dos AñosColumnas
2019-07-19 - 02:34
Nación y destinoColumnas
2019-07-19 - 02:29
Duarte, ¡un pobre político!Columnas
2019-07-19 - 02:22

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-