laopcionnota
Igual funciona, pero los datos han empeorado
Igual funciona, pero los datos han empeorado

Columnas jueves 09 de mayo de 2019 - 07:35


Después del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, se estableció el discurso de una cuarta transformación en el país. En esta lógica, se canceló el aeropuerto de Texcoco, se eliminaron ProMéxico y el CPTM como brazos de promoción económica y turística del país, se anunciaron grandes proyectos de infraestructura y se decretó el fin del “neoliberalismo”.

Sin embargo, los meses han pasado y el país, con todo y la “muerte del neoliberalismo”, sigue dependiendo de su posición como proveedor en industrias sumamente globalizadas como la automotriz, la textil o la aeronáutica, además del empuje del turismo. En este nuevo régimen pareciera que la economía funciona más o menos igual que en el anterior, con un sólo diferenciador: tanto las expectativas como los datos publicados han empeorado.

Tanto la encuesta de especialistas de Banxico, los principales analistas, la misma Hacienda y más recientemente la OCDE, recortaron sus perspectivas de crecimiento. Aun peor, tanto el IGAE para el primer bimestre del año como la estimación del PIB para el primer trimestre, reflejan el estancamiento económico que adelantaban los analistas.

De manera más puntual, salvo las exportaciones automotrices que crecieron 0.3 por ciento en el primer trimestre del año, el resto se redujeron (petroleras -0.2por ciento; agropecuaria -5.6; extractivas -4.6; y las manufacturas no automotrices -1.7 por ciento).

Algo similar sucede con las inversiones, ya que después de la caída en la Inversión Fija Bruta en el cierre de 2018, los incrementos en el primer bimestre del año saben a poco (sólo la inversión en equipo de transporte creció para febrero 2019 respecto a febrero de 2018, mientras que todos los demás componentes se redujeron). Por si faltaba algo, en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa 2019, que publica el despecho A.T. Kearney, México cae ocho lugares.

En este contexto, la presentación del Plan Nacional de Desarrollo se presentaba como una inmejorable oportunidad para dar certeza del rumbo del Gobierno Federal y, de esta manera, reducir la desconfianza que hoy es el común denominador entre analistas e inversionistas. Desafortunadamente, en el documento rector de la 4T la política industrial brilla por su ausencia.

Creo con todo respeto, como diría “ya saben quien”, que el país aún está a tiempo de que el Gobierno Federal haga una pausa y evalúe la conducción de su política económica. Me atrevo a decir que todos buscamos un país más justo, menos corrupto y con mayores oportunidades, pero la inversión y el crecimiento económico son pre-requisitos para lograrlo. Sin crecimiento, lo único que se puede repartir de manera equitativa es la escasez.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Los infantiles brillan en nayaritColumnas
2019-06-14 - 04:19
Inicio prometedor en el TricolorColumnas
2019-06-14 - 04:16
Coctel de colores mexicanosColumnas
2019-06-14 - 04:13
El largo adiós de ChandlerColumnas
2019-06-14 - 04:07
¡A quien le hablan!Columnas
2019-06-14 - 04:03
IngresosColumnas
2019-06-14 - 03:59

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-