facebook comscore
Igualdad y justicia

Igualdad y justicia

Columnas viernes 23 de agosto de 2019 - 03:27

La imparcialidad y debido proceso durante la audiencia de continuación de orden de aprehensión contra Luis Ángel “N”, El Chupas, ayer por parte del juez de control, Federico Mosco González fue más que pulcra y sustentada con jurisprudencia al decretar como medida cautelar la prisión oficiosa contra el agresor del periodista, Juan Manuel Jiménez.

A pesar de no ser un ilícito que merezca prisión preventiva oficiosa, el juzgador determinó imponerle esta medida precautoria debido a que consideró que la agresión por parte de El Chupas fue con exceso de violencia.

Ante el fallo, la defensa particular de Luis Ángel, solicitó la duplicidad de término de 144 horas para que se determine la situación jurídica de su cliente, quien estará en el reclusorio sur hasta el lunes a las 10:30 horas que el juez determine si lo vincula o no a proceso.

“El juez la estableció de manera injusta de manera desproporcional, en consecuencia esta defensa hará valer las vías correspondientes para poder atacar dicha resolución, por estrategia no nos gustaría revelarla en este momento, no sabes cuál va ser la vía pero si sabemos que vamos a inconformarnos con la resolución, el juez tuvo temor tal vez por lo mediático establecer una medida cautelar diferente”, argumentó, Jonathan Solís, abogado de Luis Ángel “N”.

Sin embargo, Mosco González no juzgo hace unos días, con el mismo equilibrio el caso de Wendy, una joven de 21 años que fue violada por su médico tratante, durante un tratamiento de hemodiálisis, ya que se encuentra en una fase de insuficiencia renal terminal.

Ese mismo juzgador, desestimó los elementos de prueba presentados por el Ministerio Público y de la defensa de la joven. No fue considerada por el impartidor de justicia, la prueba pericial de violencia sexual que le presentó el Ministerio Publicó.

También argumentó que como no fue presentado el estudio médico que confirmaba el aborto que había sufrido Wendy, no era procedente la acusación.

Esta determinación se dio el 14 de agosto, después de la continuación de audiencia de aproximadamente cinco horas, después de haberse presentado la acusación de violación agravada, el impartidor de justicia solo fijó la imputación de abuso sexual agravado.

La victima siguió la audiencia a través de circuito cerrado en una sala alterna para testigos protegidos a petición del Ministerio Público.

“Al juez le solicitamos que constatará de manera personal, la condición médica de la víctima, pero se negó a hacerlo, también el abogado del médico, José Manuel Granados Atlaco, revictimizó a Wendy, sosteniendo que era drogadicta por toda la serie de medicamentos que toma por su perecimiento, situación que fue cuestionada por mí en su momento y por el MP”, argumentó Mina Moreno, abogada de la víctima.

Con estos ejemplos, podría pensarse que hay justicia de primera para unos y de segunda para otros.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Ley Godoy Columnas
2019-10-18 - 01:33
La Nacional abre camino Columnas
2019-10-18 - 01:31
¿Perdonar al Veracruz? Columnas
2019-10-18 - 01:29
Cuba y su “presidente electo” Columnas
2019-10-18 - 01:28
Aquí, Hablamos Español Columnas
2019-10-18 - 01:26
Ingresos Columnas
2019-10-18 - 01:24
Más leídas

+ -