facebook comscore
Improvisa y… después vemos

Improvisa y… después vemos

Columnas lunes 26 de agosto de 2019 - 00:01

El registro de junio y julio como los meses más violentos de la historia, con cinco mil 992 asesinados por el narcotráfico en 60 días, coincide con el momento de mayor improvisación del gobierno: una adivinación que parece de iniciados, para tratar de enfrentar esta gran ola de inseguridad.

1.- La secretaria de Gobernación dijo el miércoles pasado que “estamos dialogando con muchos grupos de Guerrero, Michoacán y Tamaulipas que nos han manifestado que no quieren seguir en esta violencia, que ellos quieren deponer las armas y quieren caminar hacia la paz”.

2- Un rato después, ese mismo miércoles, una comunicación oficial de Segob desmintió a su jefa: “El gobierno federal no dialoga ni dialogará con el crimen organizado, sino con organizaciones auténticas de autodefensa, para alcanzar la pacificación de algunas zonas del país”.

3.- Y, más tarde, ese mismo miércoles, Gobernación volvió a aclarar que “las supuestas expresiones de su titular son falsas, producto de una lamentable edición de declaraciones vertidas el día de hoy, en las que expresó la voluntad de diálogo con auténticas autodefensas”.

4.- El jueves, el presidente aseguró que su gobierno no mantiene diálogo con integrantes de bandas del crimen organizado: “consideramos que fue indebido (reunirse con las autodefensas) porque no podemos promover la creación de grupos para atender temas de seguridad, eso no funciona”.

5.- El viernes, la titular de Gobernación admitió que los desmentidos de la dependencia del miércoles habían sido papel mojado, al informar que, por órdenes del presidente, ya dejaría de negociar con las bandas de autodefensas. Sí, las mismas con las que había dicho que no negociaba.

6.- El sábado circuló un video en el que pobladores de Guerrero le piden al presidente que les mande al Ejército para cuidarlos del crimen organizado, pero el mandatario contestó que “el Ejército no se usa para reprimir al pueblo”. Alguien le pregunta si “el narco es pueblo” y él responde: “sí, es pueblo, todos son seres humanos”.

Es decir: el tema de la lucha contra la inseguridad se ha convertido, pues, en tal cantidad de hilos enredados que lo han convertido en una gran telaraña, la cual mantiene enredada a la actual administración, pues hasta en un mismo día se pueden conocer dos o tres posturas contradictorias.

Incluso, todavía anunciando el cierre de diálogo en La Huacana y en Tamaulipas, por instrucción del presidente, Olga Sánchez insistió: “Acato órdenes… aunque la intención era buena”. La verdad es que parece una novela por entregas.

Y, mientras tenemos una cifra de miedo (más de 100 homicidios diarios) la orden a la Guardia Nacional (70 mil desplegados en las 150 regiones más violentas) es hacer un “uso moderado de la fuerza”.

Lo dicho: esto es un rollo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Agenda de integridad pública Columnas
2019-11-11 - 23:22
México no es Bolivia Columnas
2019-11-11 - 23:18
Tiraditos Columnas
2019-11-11 - 23:16
El sexo de las ciudades Columnas
2019-11-11 - 22:36
Lamento Boliviano Columnas
2019-11-11 - 22:24
Evo Morales y su cosecha de tempestades Columnas
2019-11-11 - 22:20
+ -