laopcionnota
Informalidad y mercados labores
Informalidad y mercados labores

Columnas lunes 01 de abril de 2019 - 03:20


Un estudio publicado en marzo por el Fondo Monetario Internacional, sobre la realidad de los mercados laborales en América Latina, indica que la fortaleza que vivieron de 2000 hasta principios de 2010 fue impulsado por un fuerte crecimiento económico ocasionado principalmente por el incremento en precios de bienes de consumo, una vez que terminó el auge en precios, la región quedó por detrás del resto de las economías emergentes.

El papel desempeñado por el alto nivel de informalidad en la dinámica de los mercados laborales en América Latina ha tenido tal relevancia que medir la tasa de desempleo y la creación de empleo (como es el estándar en economías avanzadas) puede que no sea una estadística suficiente para captar la holgura del mercado laboral, donde informar la tasa de informalidad introduce mayor información sobre la situación real y avance en la regulación del empleo.

El estudio hace referencia a dos elementos clave de la informalidad, el nivel de ingresos de una país (demanda de la formalidad) y el nivel de educación de su fuerza laboral (oferta de formalidad). Los gobiernos tienen influencia sobre ambas palancas, sin embargo, resultados muestran que para algunos casos legislaciones más estrictas para la protección del empleo puede ocasionar informalidad. Se hace mención como casos anecdóticos a Perú y México, dos de los países que tienen la más alta informalidad en relación con su nivel de desarrollo, y también tienen entre los más estrictos medidas de protección laboral.

En específico, se proponen ciertas dimensiones de las leyes de protección de empleo como la reducción del costo por el despido de trabajadores, haciéndolos más transparentes, más predecibles y menos burocráticos junto con la obligación de contar con seguros de desempleos como ayuda para mejorar el funcionamiento de los mercados laborales latinoamericanos y reducir la informalidad.

En el caso específico de la reforma laboral que en 2012 México puso en marcha para aumentar la flexibilidad y estimular el empleo formal, el estudio muestra que los resultados de tal reforma no lograron cambios en términos incremento en formalidad; las posibles razones se tienen en el momento en el que la nueva legislación del mercado laboral se promulgó, fue un período de fuerte crecimiento económico en el país con una reducción de la brecha de producción que se había abierto tras la crisis financiera mundial. En 2013, a pesar de una desaceleración del crecimiento, el gobierno continuó persiguiendo un ambicioso programa de reforma estructural que abarcó otras áreas como la producción y distribución de energía, las telecomunicaciones, la educación y la fiscalidad.

El efecto se tuvo en un incremento en demanda laboral de alta especialización ante un mercado laboral no preparado. Resultados similares ocurrieron en Chile y en Uruguay en la década del 2000. El hallazgo del estudio resalta la importancia del diseño y contexto específicos para impulsar el éxito o el fracaso de las reformas en la mejora de funcionamiento del mercado laboral.


•Director de análisis financiero
fj.cadenanamorfin@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Violencia en el país: llamado urgenteColumnas
2019-04-22 - 02:48
La Máquina y Pumas causan nostalgiaColumnas
2019-04-22 - 02:45
Al-NahdaColumnas
2019-04-22 - 02:42
IngresosColumnas
2019-04-22 - 02:36

+-