facebook comscore
JOSEPH, EL TÍMIDO Y SABIO

JOSEPH, EL TÍMIDO Y SABIO

Columnas martes 24 de diciembre de 2019 - 00:57

“Il fiumo é grigio, é grigio”, gritó exaltado un periodista italiano , y otro más contestó: “No, é bianco é bianco”. Eran casi las 6 de la tarde de aquel 19 de abril del 2005, estaba en la sala de prensa a un costado de la plaza de San Pedro, lo único que hice fue mirar la pantalla, ver la fumata y, sin pensarlo, tomé una grabadora de cassette. Dejé mis cosas personales y salí corriendo hacia la icónica plaza. Al llegar al centro, frente al balcón, todavía dudaba, entonces le pregunté a un guardia suizo "¿puedo estar aquí?". Y me contestó: "es para invitados especiales". Ésa fue mi reconfirmación, había un sucesor de uno de los Papas más carismáticos. A la muerte de Juan Pablo II. Con Ratzinger se rompió esa tradición de quien entra a un cónclave papable sale Cardenal, porque desde un principio se mencionó al Cardenal guardián de la fe y uno de los más cercanos, a Wojtila, como su natural sucesor. Esa tarde lo viví junto a miles de todas las nacionalidades en esa plaza, me emocioné y grité: “Beneddetto, Benedetto”, subida en una silla cuando lo vi aparecer en el balcón, esa tarde supe lo que era vivir un hecho histórico.
Benedicto XVI saludó a la multitud como el Papa número 265, él sabía que su papado sería de transición, que nunca pretendería ser el rock star como lo fue Juan Pablo II; al contrario, le tocó abrir la cloaca dentro de la Iglesia católica sobre curas pederastas y así fue cuando desterró a uno de los hombres más influyente en la Santa Sede, el mexicano Marcial Maciel, autor de al menos 60 abusos de menores de 175 de su congregación “Los Legionarios de Cristo”.
Fue tal el peso de los abusos cometidos por sacerdotes en el mundo, así como la traición de su mayordomo Paolo Gabriele, quien filtró su correspondencia, que en 2013 sucedió algo inédito: La renuncia del Pontífice alemán y ver las imágenes de dos Papas: el emérito Ratzinger y el actual Bergoglio esto no visto en 700 años, sucedió en esta década que agoniza.
Siempre he pensado que la historia a veces ha sido demasiado dura al juzgar el pontificado de Ratzinger. La película Los dos Papas supo encontrar ese punto justo del hombre, sus miedos, pero también su sentido del humor, y sobre todo conocer la amistad entrañable con su sucesor.
Son los zapatos rojos de Prada del alemán, los gastados negros de agujetas del argentino, ser víctima del nazismo en Alemania o de la dictadura en Argentina, el piano de Joseph, el futbol de Jorge, la cerveza de Ratzinger, el tintito de Bergoglio, dos hombres tan distintos… que en sus diferencias han tenido la sabiduría para guiar el destino de la Iglesia católica.
En este 24 de diciembre, más allá de la religión, que el regalo sea sentir y tener paz, y agradecer ser parte de esta década que está por terminar ¡un abrazo!

Twitter @lauperezcisnero Instagram @lauperezcisneros

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Derecho Procesal Legislativo Columnas
2020-09-21 - 00:56
Porqué los hijos ya no son creyentes Columnas
2020-09-21 - 00:53
Sánchez Cordero la mejor carta de AMLO Columnas
2020-09-21 - 00:49
El Estado soy yo Columnas
2020-09-21 - 00:48
Proceso Electoral 2020-2021, iniciamos Columnas
2020-09-21 - 00:48
+ -