facebook comscore
La 4T no está tan segura, eh

La 4T no está tan segura, eh

Columnas martes 24 de septiembre de 2019 - 03:05

Después de gozar y ejercer de manera redonda el poder hegemónico desde diciembre (con más del 60 por ciento de popularidad), llama la atención que el gobierno se sienta tan inseguro de ganar la revocación de mandato: dice que el presidente sólo se va si es por 30 millones de votos.

Aunque está claro en su falta de optimismo: En las pasadas elecciones presidenciales, no votó el 40 por ciento del padrón electoral y, del 60 por ciento que sí voto, el 30 por ciento lo hizo por el actual mandatario. Es decir, no lo eligió el 70 por ciento de los 90 millones del padrón del INE.

Así que el partido en el poder le informó a la oposición que la revocación de mandato no sólo va, sino que, para que el presidente pierda, tienen que votar en su contra 30 millones de electores, porque esa fue la cantidad de electores que lo eligieron.

Morena le cedió a la oposición, en cambio, la fecha de votación de la revocación de mandato: ya no coincidirá con los comicios intermedios de julio de 2021, será en noviembre. Aunque la fecha es irrelevante: el presidente hace campañas todos los días con 90 minutos de Mañanera.

Además de que es igual de irrelevante la oposición de los partidos, que vive hoy un absoluto pasmo, con cierta excepción del PAN, ahora que jaló para su causa a Vicente Fox, en el entendido de que un presidente polarizador, como el actual, se debe combatir con una figura polarizadora como Fox.

Es justo el pasmo de la oposición lo que hace imposible que avance su propuesta de que la revocación prospere con la mitad de los votos de los electores que sufraguen, y de que sean los ciudadanos quienes convoquen al ejercicio, en lugar de que sea el mismísimo presidente.

Porque no se debe olvidar que, en realidad, el capital electoral del presidente, como candidato, era de 15 millones de votos cautivos, hasta que en julio de 2019 se registró la debacle de los partidos tradicionales, ante el movimiento alrededor de un candidato, que eso era Morena.

Como candidato del PRD, el hoy mandatario obtuvo en 2006 un total de 14 millones 756 mil 350, y en 2012 sumó 15 millones 896 mil 999. De manera que los 30 millones de votos que consiguió en 2018 fueron producto de un momemtum poco común en la historia de los países.

Y, ello, lo convirtió en nuestro máximo ganador de votos, el único en democracia con mayoría absoluta en el Congreso y ganador del poder total en las urnas. Pero, hoy su partido no se siente seguro de que pueda repetir la proeza.

Aun sin oposición.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -