laopcionnota
La CRE
La CRE

Columnas jueves 04 de abril de 2019 - 01:15


El pleno del Senado de la República rechazó las ternas de los candidatos propuestos por el Presidente de México para convertirse en integrantes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Es la segunda vez que esto ocurre. Antes de la polémica en torno a estos nombramientos, casi nadie conocía esta institución. Se trataba de una comisión técnica cuyo trabajo arrojaba resultados razonablemente eficaces. De ahí que nunca figurara en los medios masivos de comunicación.

La secuencia procedimental en la legislación vigente es muy clara. Si el Senado rechaza por segunda vez los candidatos del Presidente de la República (los mismos de la ocasión anterior), el mandatario dispone de la facultad para nombrarlos por sí mismo. Da la impresión de que el Presidente le gana todas las partidas a la oposición. Si bien los partidos opositores lograron esparcir la mofa contra los candidatos postulados por el Presidente, no pasó a mayores. Miles de mexicanos pudieron ver en video las penosas intervenciones de personajes que no sabían lo que era un Certificado de Energía Limpia, que estaban dispuestos a destruir la naturaleza o ya no tenían nada qué agregar en su segunda comparecencia. La sensibilidad ambiental brilló por su ausencia, pero tampoco vimos la habilidad de la oposición para forzar al Presidente a presentar candidatos más adecuados. Si algo llega a recordarse del papel de la oposición en toda esta historia, serán los albures sin originalidad de la senadora Xóchitl Gálvez. Sustancia no hubo.

AMLO pudo mandar nuevamente a las mismas figuras que no cumplen los requerimientos técnicos mínimos y ganar la partida a sus oponentes políticos. Nombrará a quien él desee. Esto demuestra la destreza política del Presidente, pero también la pequeñez de la oposición. Uno hubiera querido que cuando menos quedara constancia de un par de discursos memorables en tribuna. Dos buenas piezas oratorias explicando la importancia de la Comisión Reguladora de Energía y de velar por su buen funcionamiento mediante la designación de perfiles plenamente capacitados para el cargo. Nada de eso. La presidencia se impuso y los senadores de oposición fueron exhibidos como figuras sin nada qué decir a la opinión pública.

El Poder Ejecutivo federal tiene más recursos financieros, mayor poder de coerción, acceso constante a los medios de comunicación. Sí, pero
la oposición tenía de su parte la razón. Les faltó el don de la palabra. Es muy ilustrativo de la estatura de nuestra clase política tradicional, derrotada en las urnas el año pasado, que no tenga un solo orador de calidad para circunstancias especiales como ésta. No se podía convencer al Presidente en esta coyuntura, pero era factible persuadir a la ciudadanía de su trascendencia para México con el video de un discurso viral. Dejar un testimonio de autoridad moral y responsabilidad cívica para diferenciarse del Gobierno. Otra oportunidad perdida.

•Internacionalista y analista político: @avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Violencia en el país: llamado urgenteColumnas
2019-04-22 - 02:48
La Máquina y Pumas causan nostalgiaColumnas
2019-04-22 - 02:45
Al-NahdaColumnas
2019-04-22 - 02:42
IngresosColumnas
2019-04-22 - 02:36

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-