facebook comscore
La Guardia Nacional: La seguridad intermedia

La Guardia Nacional: La seguridad intermedia

Columnas viernes 26 de julio de 2019 - 01:48

Desde hace algunos años, en la Secretaría de la Defensa empezaron a capacitar a la Policía Militar para desplegarla en las 12 regiones del país. El propósito era el de contar con grupos con capacidades operativas y que entendieran de procedimientos policiales.

Esto respondió a una situación evidente: la alta inseguridad y la propia evolución del crimen organizado. En el Ejército han venido haciendo los análisis respectivos y en particular por lo que respecta a las posibles afectaciones en la seguridad interior y en los riesgos, siempre presentes a la integridad nacional.


El cambio político, y la lectura que se hizo de la situación que imperaba en el país dio paso a una propuesta que implicaba construir una corporación que enfrentara las urgencias y rápido.

Se llegó a una de las pocas opciones posibles y que se había venido utilizando desde hace años, y en particular con el presidente Felipe Calderón: Las Fuerzas Armadas.

Por eso, son justamente los integrantes de la Policía Militar, la base central de la Guardia Nacional y esto es así, porque se tenía que disponer con elementos para actuar de inmediato y ya sometidos a un proceso de formación.

El reto, y que es el que destaca en la discusión pública, es hacer de la nueva institución una organización de carácter civil, aunque con “un cordón umbilical de disciplina” en las instituciones militares.

En la ley se especifica que la Guardia Nacional está adscrita a la Secretaria de Seguridad Ciudadana y que contará con un mando civil.

El problema, como muchos de los que aquejan al momento que estamos viviendo, es que los acuerdos que se establecieron con el poder legislativo no fueron honrados a cabalidad y ahora existen muchas dudas sobre lo que pudiera ocurrir en los próximos años.

La lógica de la construcción de la propia Guardia Nacional, sin embargo, responde a un esquema en el que los policías locales e inclusive estatales no pueden hacer frente a bandidos importantes y por ello se requiere una fuerza intermedia.

La Guardia Nacional, desde la perspectiva de los militares, debe responder a esa problemática y fungir como un frente anterior a las propias fuerzas militares, que tienen misiones que no pueden dejarse de lado y en particular las de la Seguridad Nacional.

El Ejército tiene muy claro el papel que les tocó jugar y que además responde a su historia, y que ahora se transita a un nuevo modelo, donde su éxito está atado a la larga formación de los mandos que se integraron a las tareas policiales.

Quizá es la apuesta más importante del presente, porque de ello depende la tranquilidad y la seguridad de los ciudadanos. Ojalá que así sea.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-09-29 - 00:56
La mejor salida para Morena Columnas
2020-09-29 - 00:56
ELECTRICIDAD NACIONAL: 60 AÑOS Columnas
2020-09-29 - 00:24
Acceso a la información y democracia Columnas
2020-09-29 - 00:17
Cuentas claras para el sector ganadero Columnas
2020-09-29 - 00:03
Morena: Elecciones para destruir la política Columnas
2020-09-29 - 00:03
+ -