facebook comscore
La Notre Dame tlaxcalteca

La Notre Dame tlaxcalteca

Columnas lunes 29 de abril de 2019 - 01:38

La semana pasada nos dejó un vislumbre de la grandeza aeroportuaria por venir.

No me refiero a una grandeza fifí, machuchona, como para atraer turistas con divisas y degeneraciones neoliberales parecidas, sino a una grandeza popular, una grandeza 4T. La verdad, se pulieron tata Espriú y tata Riobóo. Ya premiamos aquí su capacidad para pasar por alto una montaña en Santa Lucía, pero es que además se nos hizo saber que el aeropuerto nuevo, un milagro no solo porque atravesará (¿escalará, sobrevolará, rodeará?) un cerro, sino porque lo hará sin un solo permiso de las asociaciones internacionales, estará en pleno el año 2069. 50 años.

Medio siglo de obras. Gracias al liderazgo de nuestro Gran Timonel, haremos una Notre Dame tlaxcalteca.

Con todo, hay todavía numerosas ventanas de oportunidad en términos de conectividad y aeronáutica. No quiero meterme en terrenos propios de especialistas, pero a ver: si ya a alguien se le ocurrió la idea genial de unir en una red el Benito Juárez con sus baños, Santa Lucía con su montaña y Toluca con su neblina, ¿por qué no hacer una red multimodal que una a los tres aeropuertos con las terminales camioneras?