laopcionnota
La Soledad De Un Glaciar

La Soledad De Un Glaciar

Columnas jueves 20 de junio de 2019 - 02:33


Las imágenes donde se muestra el avance del deshielo de muchos de los glaciares son más comunes, así como el desgaste natural del ecosistema a su alrededor.

Se dice que el derretimiento en Alaska está siendo más rápido que en los últimos cuatro siglos, y todo por el incremento en las temperaturas en el mundo entero.

▶ Es gracioso conocer y escuchar a quienes todavía no creen en las consecuencias del cambio climático. El calor más pesado, los rayos del sol más dañinos para nuestra piel, los altos índices de contaminación en el aire, la época de huracanes, la intensidad de temblores y amenazas de tsunamis.

Todo ha cambiado, en algunos lugares hace falta la lluvia y en otros, aparece el agua en caudales que arrasa ciudades enteras.

El fotógrafo Drew Rush, miembro de la Sociedad de National Geographic y colaborador habitual de las cuentas de @natgeo y @natgeotravel en Instagram.

Es un fotógrafo de vida silvestre, que vive en el estado de Wyoming, en Estados Unidos, rodeado de sierras y montañas, y por supuesto con una mochila lista para salir de expedición en cualquier momento.

Como buen fotógrafo de la naturaleza, es amante de la adrenalina y de los vuelos en parapente o de cualquier lugar en donde pueda obtener las mejores imágenes.

Así como la imagen que hoy les comparto, de lo que queda de un glaciar en el Glacier Bay National Park and Preserve al sureste de Alaska, en la zona protegida más grande de América del Norte.

Como si fuera una pintura, de colores cálidos, entre la majestuosidad de las montañas y la soledad de apenas un pedazo de hielo, que seguramente un día fue gigante y hoy ha quedado aislado del resto de su estructura.

Como si solo quedara un pedazo de su cuerpo, en solitario.

Los glaciares se forman en los valles de las altas montañas o en las zonas polares y eventualmente se van deslizando, según sea su formación.

Por ejemplo, los que se forman en las montañas se arrastra hacia abajo, y dependiendo de su velocidad es la rapidez con la que se irá erosionando.

La complejidad técnica de esta imagen que logró Rush, es la temperatura de color con la que fue tomada. Si pueden ver, el cielo se ve entintado de dorado, con los rayos del sol al atardecer, y al mismo tiempo el glaciar preserva su color del hielo azul.

Científicamente, el color azul se debe a la misma explicación por la que el agua es azul, gracias a la compresión del hielo por el peso de la nieve que acumula, no deja que se formen burbujas de aire en su interior, y es por eso que la luz no rebota en él.

A diferencia de la nieve, que cuando el sol le da directo, hasta encandila a la hora de mirarla.

▶ La explicación se extiende con la presencia de fotones amarillos o rojos, que no terminan de penetrar y robarle fuerza a los fotones azules. Es así que me hace entender la intensidad de los rayos del sol que aparecen detrás del pedazo de hielo, y que siguen reflejándose en el agua.

Entre más distancia haya de la luz al hielo, más azul se verá, y eso sí lo sabe un experto como Drew. Por eso tenemos esta belleza de imagen, que nos recuerda que el planeta se cansa y sus recursos se acaban.

Sigan a este fotógrafo estrella de National Geographic en Instagram como @drewtrush.

Tw: @lauragarza
Instagram: @lauragarzag
Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Los MirreyesColumnas
2019-07-22 - 03:09
El pensador de lo cotidianoColumnas
2019-07-22 - 03:05
Pequeña vozColumnas
2019-07-22 - 02:59
El humor en el arteColumnas
2019-07-22 - 02:50
Armas nuclearesColumnas
2019-07-22 - 02:46

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-