facebook comscore
La Sub-17 da gusto

La Sub-17 da gusto

Columnas miércoles 13 de noviembre de 2019 - 01:28

Es increíble el cambio de cara que un equipo como la Selección Mexicana Sub-17 ha demostrado en un torneo tan pequeño, en cuanto a duración, como lo es el mundial de su categoría. Pasó de dos partidos decepcionantes en su debut, los cuales nos hacían pensar en otro capítulo sin pena ni gloria, a estar instalados ya en semifinales, asegurando jugar 7 partidos en el certamen y obviamente con esa posibilidad que todos ambicionamos de que jueguen la final y aspiren al título.

Y es que el sabor que dejó el equipo de Marco Antonio Ruiz en los primeros dos duelos no fue muy esperanzador. Si bien nunca se vio superado, el dejar ir puntos tan pronto en el certamen no parecía buen augurio. Se trató de un duelo de poder a poder tanto con Paraguay como con Italia, y aunque mereció sacar puntos, la falta de punch nos dejó con 2 resultados amargos, un 0-0 y una derrota de último minuto.

Si bien nunca dudamos que pudiera reponerse ante Islas Salomón y estar entre los 16 mejores, las actuaciones nos hacían pensar que no avanzaría más allá de los 8vos de final. Pero ese 8-0 pareció inyectar el ánimo y la confianza necesarios para que el chip se cambiara por completo en las siguientes 2 rondas. Y aunque efectivamente jugó la fase de eliminación directa como uno de los mejores 3eros ante equipos que parecían más sólidos como Japón, la realidad sobre la cancha fue otra y ahora México está a 2 triunfos del título.

Ahora, la generación sub-17 del 2019 se une a la lista, cada vez más larga, de actuaciones destacadas en esta categoría dentro de los campeonatos mundiales. Los pioneros del 2005, con Jesús Ramírez, Gio Dos Santos, Carlos Vela y compañía, quedarán marcados por la historia como los primeros en conseguirlo, sumándose a la fiesta que vivió nuestro país cuando fue sede en 2011 y más tarde con una segunda final en fila conseguida por el Potro Gutiérrez y sus muchachos en 2013, sin olvidar el 4° lugar en 2015.

Después de más de una década de aquel primer título en Perú, creo que hemos aprendido a dimensionar correctamente lo que significa una actuación destacada en esta categoría. No es garantía de que tu futbol crecerá en automático a nivel mayor, ni mucho menos te convertirás en candidato o en potencia de la noche a la mañana. Si bien hay que cuidar a esos talentos que han logrado conseguir estos puestos, lo peor que se les puede hacer es presionar. De por sí, cada selección sub-17 que juega una copa del Mundo debe lidiar con la expectativa por esos antecedentes.

Queda claro que hay talento y que en nuestro país se sabe trabajar a esos niveles. Quizá deberíamos investigar porqué se van perdiendo con el paso de los años, y eso es más responsabilidad de los entrenadores que les siguen, que de la propia infraestructura de las categorías sub-17, incluso le quitaría culpa a los jugadores.

Ojalá que este jueves estemos hablando de que el mini Tricolor venció a Holanda y se instaló en una nueva final.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
MAGNA CARTA: DESENGAÑO CONSTITUCIONAL Columnas
2020-07-07 - 01:51
La primera  dama incómoda Columnas
2020-07-07 - 01:51
Tiraditos Columnas
2020-07-07 - 00:50
Consejos para reunión AMLO-Trump Columnas
2020-07-07 - 00:50
500 años de resistencia Columnas
2020-07-07 - 00:40
Los archivos como memoria histórica Columnas
2020-07-07 - 00:36
+ -