facebook comscore
La amnistía: La luz y la sombra

La amnistía: La luz y la sombra

Columnas miércoles 18 de septiembre de 2019 - 01:13

Detrás de la Ley de Amnistía hay una contradicción profunda. La idea de liberar a personas que se encuentran en prisión por delitos que pueden considerarse menores, como el robo sin violencia, choca con las recientes modificaciones al catálogo de conductas criminales que merecen prisión oficiosa.

Por un lado, se llama a establecer una política pública que repare injusticias y por otro se aumenta las posibilidades de que los presuntos responsables de un crimen enfrenten su proceso en prisión.

Estas contracciones pueden generar enredos de importancia e inclusive hacer poco operable el aparato de justicia y más aún si lo ampliamos al aspecto de la seguridad.

Una de las explicaciones del aumento en los delitos, y en particular los patrimoniales, tiene que ver con las liberaciones que permite el nuevo sistema de justicia. Es lo que llaman la puerta giratoria, donde hay casos en el que los detenidos lo fueron también con anterioridad.

La Ley de Amnistía aumentará este problema, si los casos no son estudiados con detenimiento, para no cometer una doble injusticia con las víctimas de los delitos.

Ya es duro para quienes sufrieron algún tipo de crimen el encontrase con sus victimarios en las calles, aunque sujetos a proceso, y lo será más cuando sepan que ya se esfumó la fechoría que cometieron.

Hay que tener presente que la amnistía es olvido, que se extingue el motivo legal de la reclusión y que quien salga de prisión lo hará sin ningún tipo de antecedente.

Con las personas recluidas por delitos contra la salud también hay que hacer un análisis ponderado, para no liberar a quienes venden droga al menudeo. Una de los motores generadores de violencia es el comercio ilegal de drogas en las calles.

Es importante, sin embargo, que se revise la situación de cientos de presos, ya que están ahí por fallas y abusos de la autoridad, confundiendo el consumo con el comercio o el tráfico, lo que lo que es muy distinto.

Liberar a las mujeres que están en las cárceles por abortar puede significar una trasformación profunda y que además ayudará a reparar el tejido social y a no permitir que sus vidas sean afectadas de modo irreparable. Habrá que ver cómo los sectores más conservadores procesan este aspecto de la iniciativa de ley.

Quizá más que una ley de Amnistía, lo que se habría requerido es una revisión profunda de las personas en prisión para reparar injusticias.

Después de todo, los niveles de impunidad son tan elevados, que sería un error el potenciarlos.

El camino al infierno, vale la pena recordarlo, está adoquinado de buenas intenciones.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Pasión Gamer Columnas
2019-10-15 - 10:13
¿Tiempos de cambio en LMB? Columnas
2019-10-15 - 03:09
Cristiano… 700 y contando Columnas
2019-10-15 - 03:07
Evo, una vez más Columnas
2019-10-15 - 03:04
Hay de reinas a reinas Columnas
2019-10-15 - 03:02
Ingresos Columnas
2019-10-15 - 03:00
+ -